Las ciudades inteligentes se vuelven ecológicas porque ... ¿cuesta menos?

¡Por favor comparta esta historia!
image_pdfimage_print
Los tecnócratas que construyen Smart Cities están usando la misma lógica corrupta que los fanáticos del calentamiento global, que sus inventos son más baratos que cualquier otra solución. De hecho, el desarrollo sostenible aumenta los costos en todas las categorías de la vida urbana. ⁃ Editor TN

Nuestras ciudades se están volviendo más inteligentes. Mire alrededor de cualquier metrópolis moderna y verá cientos de dispositivos inteligentes. Dispositivos que brindan una mayor comodidad, aumentan nuestra seguridad, permiten la conectividad en cualquier lugar, reducen nuestros atascos de tráfico, mejoran nuestra economía, todo con el fin de mejorar la calidad de vida para todos.

Pero con esta revolución tecnológica surge la necesidad de cambiar la forma en que se alimentan nuestras ciudades, para deshacerse de todo ese cable y cableado que conlleva una construcción costosa y disruptiva. Estos dispositivos inteligentes son digitales y requieren muy poca electricidad: esa vieja cámara de seguridad que necesitaba 200W, ahora se ejecuta en su teléfono y necesita quizás 1-10% de la energía que solía tener.

El cableado de cada dispositivo IoT a la red eléctrica es la parte más costosa de nuestra red eléctrica, especialmente cuando tiene cientos o miles de ellos en una ciudad. Y es la razón por la que tanta gente se pregunta por qué su factura de energía sigue aumentando, incluso cuando los beneficios de la nueva energía renovable deberían reducir esos costos.

Como muestran estas tres ciudades inteligentes, una mayor conectividad está cambiando la forma en que potenciamos nuestras ciudades en América del Norte.

Toronto, Ontario

Como en la mayoría de las ciudades, la energía de la red es costosa: Toronto no es la excepción. Los déficits gubernamentales en todos los niveles están obligando a la "descarga" de presupuestos y costos. Las presiones en un área de costos están obligando a las agencias de energía a revisar los costos en otros lugares y están comenzando a asignar en otros lugares. A modo de ejemplo, una ciudad de Ontario descubrió que estaban experimentando un aumento del 1,400% en su factura eléctrica de farolas de 2005 a 2019.[1] Estas implicaciones de costos son tan grandes que incluso está llevando a la quiebra a algunas empresas de servicios de energía, como se experimentó recientemente en California.

Es por eso que Toronto ha comenzado a cambiar a las farolas de Smart City que funcionan con energía solar. Por ejemplo, en Bloor Street West, la Asociación de Iniciativas Empresariales instaló postes de Smart City con energía solar con iluminación LED, capacidades de punto de acceso Wi-Fi y otros dispositivos de IoT.

Como estos postes son 100% alimentados por energía solar, no necesitan estar conectados a la red, lo que resulta en un ahorro estimado de $ 1.4 millones CAD en zanjas de cables y costos únicos de conexión a la red. Y el aspecto inteligente: monitoreo y administración remotos de los sistemas, significa que BIA se asegura de que permanezcan encendidos incluso durante un vórtice polar.

En otra parte de la ciudad, Sidewalk Labs, filial de Google, también identificó a Toronto como un caso de prueba para la ciudad del futuro, construido "desde Internet hacia arriba".

Según los planes propuestos, Quayside, en un área no desarrollada de la costa de Toronto, integraría tecnología inteligente en toda su infraestructura. Los sensores medirían factores como el uso del tráfico, la calidad del aire, el ruido y la ocupación del edificio. Las tecnologías de eficiencia energética disminuirían significativamente la carga puesta en la red. Y las soluciones fuera de la red son una parte lógica y natural de tal ecosistema.

Al recopilar todos estos datos, el rendimiento mejora con el tiempo. Por ejemplo, cuando golpea el próximo vórtice polar, los sensores meteorológicos le dirán al pavimento que se caliente para derretir la nieve. ¡Parece algo sacado directamente de una película de ciencia ficción de los '80s!

La capacidad de construir una ciudad inteligente desde cero significa que Sidewalk Labs podrá incorporar energía solar y eólica en el diseño. La compañía tiene como objetivo avanzar hacia la reducción de las emisiones del vecindario en 75 - 80% a través de la generación de energía solar y sistemas de monitoreo de energía, entre otros factores.

Lea la historia completa aquí ...

Suscríbete
Notificar de
invitado
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios