Energía

image_pdfimage_print

Tecnocrático-fascismo: como polillas atraídas por las llamas

Cuando el "sistema" te conoce mejor que tú mismo, no puedes escapar de su control. Quien tiene los datos hace las reglas, y esas reglas pueden encerrarlo, consolarlo, manipularlo, moldearlo hasta que esté haciendo todo lo que alguien más quiere que haga. Ésta es la “ciencia de la ingeniería social” como predijo la tecnocracia en la década de 1930.