Gran reinicio de WEF: pase a IoT, ahora es 'Internet de los cuerpos'

¡Por favor comparta esta historia!
La pendiente resbaladiza de la tecnocracia introdujo por primera vez el "Internet de las cosas", que se actualizó rápidamente a "Internet de todo". Ahora, descaradamente, tenemos la "Internet de los cuerpos": conectar, recopilar, controlar. ¿Klaus Schwab vio demasiados episodios de Star Trek con los Borg? ⁃ Editor TN

En las salas especiales del Centro Clínico de Salud Pública de Shanghai, las enfermeras utilizan termómetros inteligentes para controlar las temperaturas de los pacientes con COVID-19. La temperatura de cada persona se registra con un sensor, lo que reduce el riesgo de infección por contacto, y los datos se envían a un panel de observación. Un resultado anormal activa una alerta al personal médico, que luego puede intervenir de inmediato. Los datos recopilados también permiten a los médicos analizar las tendencias a lo largo del tiempo.

Los termómetros inteligentes están diseñados por VivaLNK, una startup con sede en Silicon-Valley, y son un poderoso ejemplo de los muchos productos y servicios digitales que están revolucionando la atención médica. Después del Internet de las cosas, que transformó la forma en que vivimos, viajamos y trabajamos conectando objetos cotidianos a Internet, ahora es el momento para el Internet de los cuerpos. Esto significa recopilar nuestros datos físicos a través de dispositivos que se pueden implantar, ingerir o simplemente usar, lo que genera enormes cantidades de información relacionada con la salud.

Consulte nuestra página Dar forma al futuro de Internet de los cuerpos.

Algunas de estas soluciones, como los rastreadores de actividad física, son una extensión del Internet de las cosas. Pero debido a que Internet of Bodies se centra en el cuerpo humano y la salud, también plantea su propio conjunto específico de oportunidades y desafíos, desde cuestiones de privacidad hasta cuestiones legales y éticas.

Conectando nuestros cuerpos

Por muy futurista que pueda parecer la Internet de los cuerpos, muchas personas ya están conectadas a ella a través de dispositivos portátiles. Solo el segmento de relojes inteligentes se ha convertido en un mercado de 13 millones de dólares para 2018 y se prevé que aumente otro 32% hasta 18 millones de dólares para 2021. Los cepillos de dientes inteligentes e incluso los cepillos para el cabello también pueden permitir que las personas sigan patrones en su cuidado y comportamiento personal.

Para los profesionales de la salud, Internet of Bodies abre la puerta a una nueva era de seguimiento y tratamiento eficaces.

En 2017, la Administración Federal de Drogas de EE. UU. Aprobó el primer uso de píldoras digitales en los Estados Unidos. Las píldoras digitales contienen sensores diminutos e ingeribles, así como medicamentos. Una vez ingerido, el sensor se activa en el estómago del paciente y transmite datos a su teléfono inteligente u otros dispositivos.

En 2018, Kaiser Permanente, un proveedor de atención médica en California, inició un programa de rehabilitación virtual para pacientes que se recuperan de ataques cardíacos. Los pacientes compartieron sus datos con sus proveedores de atención a través de un reloj inteligente, lo que permitió un mejor seguimiento y una relación más estrecha y continua entre el paciente y el médico. Gracias a esta innovación, la tasa de finalización del programa de rehabilitación aumentó de menos del 50% al 87%, acompañada de una caída en la tasa de readmisión y el costo del programa.

La avalancha de datos recopilados a través de estas tecnologías está mejorando nuestra comprensión de cómo el comportamiento humano, el estilo de vida y las condiciones ambientales afectan nuestra salud. También ha expandido la noción de atención médica más allá del hospital o la cirugía y hacia la vida cotidiana. Esto podría resultar crucial en la lucha contra la pandemia de coronavirus. Hacer un seguimiento de los síntomas podría ayudarnos a detener la propagación de la infección y detectar rápidamente nuevos casos. Los investigadores están investigando si los datos recopilados de relojes inteligentes y dispositivos similares se pueden usar como alertas de infección viral al rastrear la frecuencia cardíaca y la respiración del usuario.

Al mismo tiempo, esta tecnología compleja y en evolución plantea nuevos desafíos regulatorios.

¿Qué cuenta como información de salud?

En la mayoría de los países, existen regulaciones estrictas en torno a la información de salud personal, como registros médicos y muestras de sangre o tejidos. Sin embargo, estas regulaciones convencionales a menudo no cubren el nuevo tipo de datos de salud generados a través de Internet of Bodies, y las entidades que recopilan y procesan estos datos.

En los Estados Unidos, la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud de 1996 (HIPPA), que es la principal ley para la regulación de datos de salud, se aplica solo a proveedores médicos, aseguradoras de salud y sus asociaciones comerciales. Su definición de “información de salud personal” cubre solo los datos en poder de estas entidades. Esta definición está resultando inadecuada para la era de la Internet de los cuerpos. Las empresas de tecnología ahora también ofrecen productos y servicios relacionados con la salud y recopilan datos. Margaret Riley, profesora de derecho de la salud en la Universidad de Virginia, me señaló en una entrevista que HIPPA no cubre la gran cantidad de datos de los dispositivos portátiles de los consumidores, por ejemplo.

Los avances tecnológicos recientes han marcado el comienzo de una nueva era de la "Internet de los cuerpos" (IoB), con un número sin precedentes de dispositivos y sensores conectados que se colocan o incluso se implantan e ingieren en el cuerpo humano.

IoB genera enormes cantidades de datos biométricos y de comportamiento humano. Esto, a su vez, está impulsando la transformación de la industria y la investigación en salud, así como otros aspectos de la vida social, como la adopción de IoB en entornos laborales o la provisión de nuevas opciones de entretenimiento, todo con notables innovaciones basadas en datos. y beneficios sociales.

El Foro Económico Mundial publicó recientemente un informe especial sobre esta área en desarrollo. El informe de agosto de 2020 explora cómo IoB plantea nuevos desafíos para la gobernanza de datos que se refieren no solo a la privacidad y autonomía individual, sino también a los nuevos riesgos de discriminación y prejuicio en el empleo, la educación, las finanzas, el acceso al seguro médico y otras áreas importantes para la distribución de recursos sociales.

Otro problema es que la normativa actual solo analiza si los datos son sensibles en sí mismos, no si se pueden utilizar para generar información sensible. Por ejemplo, el resultado de un análisis de sangre en un hospital generalmente se clasificará como información confidencial, porque revela información privada sobre su salud personal. Pero hoy en día, todo tipo de datos aparentemente no confidenciales también se pueden utilizar para hacer inferencias sobre su salud a través del análisis de datos. Glenn Cohen, profesor de la Facultad de Derecho de Harvard, me dijo en una entrevista que incluso los datos que no tienen nada que ver con la salud, como las listas de la compra, pueden utilizarse para tales inferencias. Como resultado, las regulaciones convencionales pueden no cubrir los datos que son sensibles y privados, simplemente porque no parecían sensibles antes de ser procesados.

Lea la historia completa aquí ...

Sobre el autor

Patrick Wood
Patrick Wood es un experto líder y crítico en Desarrollo Sostenible, Economía Verde, Agenda 21, Agenda 2030 y Tecnocracia histórica. Es autor de Technocracy Rising: The Trojan Horse of Global Transformation (2015) y coautor de Trilaterals Over Washington, Volumes I and II (1978-1980) con el fallecido Antony C. Sutton.
Suscríbete
Notificar de
invitado
7 Comentarios
Más antiguo
Más Nuevos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
voxfox

el seguimiento se convierte fácilmente en control.

Corona Coronata

"Ahora es 'Internet Of Bodies'" Eso es una "sorpresa" ... 🙂

Estadístico

Nachtrag: Wir sind die Borg Das Internet (kollektives Bewußtsein) hat einen entscheidenden Fehler: es ist instabil! Der dauernde Zufluß ungeprüfter Daten und fehlerhafter Theorien auf der einen Seite und der Abfluß durch Zensur, Hacking und Datenraub, löschen vermeintlich überflüssiger Informationen verursacht gefährliche Schieflagen, die nicht ausgeglichen wer. Das Internet hat keine Vergangenheit. Deshalb haben die Borg keine Zukunft. Anexo en inglés: Somos los Borg Internet (conciencia colectiva) tiene un error crucial: ¡es inestable! La entrada permanente de datos no controlados y teorías defectuosas por un lado y la salida por censura, piratería y robo de datos, eliminación de supuestamente... Leer más »