Transformando la medicina: la Asociación Médica Americana como tecnócratas

¡Por favor comparta esta historia!

Los tecnócratas no se ven obstaculizados por la ética o los estándares morales; más bien, ven la eficiencia, el pragmatismo y la actividad científica sin restricciones como normales, y todo lo demás anormal. No existe una educación científica que califique a nadie para ser un "ingeniero social".  TN Editor

El Código de Ética Médica de la AMA es una historia de advertencia de lo que sucede cuando la ética médica se basa en políticas sociales e intuiciones personales en lugar de verdades morales eternas, universales e inmutables.

En su trabajo profético, La abolición del hombre, CS Lewis predijo el conflicto final de la humanidad como una revolución contra nosotros mismos o, más específicamente, nuestra naturaleza humana. En caso de que no lo hayas notado, la batalla está en marcha. En ninguna parte esta lucha es más evidente que en el ámbito de la medicina, donde los impresionantes avances tecnológicos han abierto la puerta a la travesura metafísica.

Un microcosmos de este conflicto se puede ver en la Asociación Médica Americana (AMA) Código de ética médica. Curiosamente, en ninguna parte de este documento la AMA explica sus principios morales fundamentales: una omisión conspicua de un código de ética. Aún más curiosa es la otra omisión conspicua: nosotros. Tu y yo. Oh, claro, hay varias menciones de varios órganos del cuerpo, genes humanos y similares, pero en ninguna parte de los once capítulos del texto encontrará alguna discusión sobre nuestra naturaleza humana. Las cualidades que fundamentan los derechos del paciente y los deberes del médico simplemente nunca se mencionan. Es como si la AMA hubiera abandonado la naturaleza humana como un determinante significativo de la ética médica.

Principios morales Du Jour

El código de la AMA hace referencia a "principios morales, valores y prácticas", pero nunca los define. Si bien enumera una breve lista de "Principios de ética médica", estas son principalmente declaraciones de higiene profesional (por ejemplo, los médicos deben proporcionar atención competente, mantener los estándares de profesionalismo, respetar la ley, etc.). La única revelación reveladora aparece en el preámbulo del documento, que define la ética médica como que también abarca "asuntos de política social". Esta es nuestra primera pista de que el código de ética de la AMA es algo más que una búsqueda de verdades morales universales e inmutables.

El efecto pernicioso de este enfoque se manifiesta en varias de sus pautas y opiniones éticas. Por ejemplo: "El conflicto con respecto a la investigación con células madre embrionarias se centra en el estado moral de los embriones, una cuestión que divide la opinión ética y que la ciencia médica no puede resolver". En un sentido literal y muy limitado, esta afirmación es cierta: un definición metafísica de la vida es necesaria antes de que la ciencia nos pueda decir si los embriones cumplen con esa definición, pero la declaración de la AMA también es extremadamente engañosa.

Si quiere hablar por la profesión médica en asuntos de moralidad y ética, la AMA debe contribuir a la discusión afirmando verdades científicas sobre la vida humana en todas sus etapas, verdades que brindan apoyo para el estado moral y sus protecciones concomitantes. Como, por ejemplo, el hecho de que cada embrión humano es un ser humano, un todo y completar ser humano. También sería útil para el AMA aclarar (dada una epidemia de confusión sobre este punto) que nuestra naturaleza biológica no cambia en función de nuestro estado de desarrollo, capacidades funcionales o salud.

De acuerdo, no es el trabajo de AMA definir la naturaleza humana, una tarea propiamente dirigida por filósofos y teólogos. Sin embargo, la ciencia médica tiene el deber de contribuir a esta discusión. La declaración de la AMA sobre los embriones es un error obvio diseñado para eludir las verdades científicas que son inconvenientes para su punto de vista particular. Con respecto a una cuestión moral fundamental: qué cualidades componen la membresía en la familia humana y qué protecciones se deben a sus miembros más pequeños y más débiles, la AMA no tiene nada que decir. Independientemente del punto de vista de uno sobre este tema en particular, este tipo de evasión debería ser profundamente preocupante para todos.

Aún más preocupante es lo que viene después. Inmediatamente después de objetar el estado moral de los embriones, la AMA declara: "La investigación con células madre embrionarias no viola los estándares éticos de la profesión". En otras palabras, después de decirnos que el estado moral del embrión está por encima de su nivel salarial, afirma La admisibilidad moral de la investigación con células madre embrionarias. Este despliegue desconcertante de doble discurso ético se ofrece sin explicación.

El documento está repleto de declaraciones igualmente inexplicables, aparentemente respaldadas por nada más que las intuiciones personales de su (s) autor (es). Por ejemplo, con respecto a la terapia génica: "Debido al potencial de abuso, la manipulación genética de los rasgos no relacionados con la enfermedad o la el desarrollo eugenésico de la descendencia puede nunca ser justificable"[Énfasis mío].

La palabra clave en la oración anterior es "Mayo."Podrían haber escrito"isnunca justificable ", sino que escribió"puede nunca sea justificable ”. Esta es una distinción crucial. La AMA define su uso de la palabra "puede" para significar "que una acción es éticamente permisible cuando las condiciones de calificación lo son". . . se reunió. ”Entonces, debo preguntar, ¿exactamente cuándo es permisible la eugenesia? Si la AMA decide dejar la puerta abierta a una práctica que la mayoría considera aborrecible, merecemos saber qué condiciones de calificación pueden llevarlos a considerarla permisible. Incluso si tales circunstancias son raras excepciones, nos debe una lista de esas excepciones. La claridad es un requisito previo mínimo para una discusión honesta. Tal como está, esta extraña afirmación implica una ética basada en el poder y la supremacía más que en la igualdad.

Un código ético formado a partir de verdades morales intemporales es en sí mismo intemporal precisamente porque está construido sobre verdades descubierto por pensadores perspicaces durante milenios. Por el contrario, cuando un código ético se basa solo en el pensamiento humano y la voluntad humana, como parece ser el AMA, las reglas pueden cambiar tan rápido como cambian los gustos y preferencias sociales. Ese tipo de inconstancia debería ser una gran preocupación para todos, pero especialmente para los más débiles y vulnerables entre nosotros. Como Aristóteles nos enseñó hace más de dos mil años, la ley moral no es un espejo utilizado para reflejarnos las tendencias culturales actuales o las preferencias personales volubles. Más bien, es la forma esencial e invariable de nuestra naturaleza verdadera (y común) como seres humanos. Nuestra tarea es descubrir la verdad objetiva de la ley moral, no inventarla a partir de opiniones personales.

Ausente de la batalla por la naturaleza humana

Ya sea por diseño o por accidente, la AMA atiende al relativismo posmoderno al eliminar la naturaleza humana de su discusión sobre la ética médica. También expone las dificultades analíticas y deductivas que esperan a quienes intentan este enfoque.

Lea la historia completa aquí ...

Suscríbete
Notificar de
invitado

1 Comentario
Más antiguo
Más Nuevos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
M11S

Hay una gran serie de documentales sobre este tema llamada La verdad sobre el cáncer, una búsqueda global, y se trata de mucho más que solo cáncer.

https://youtu.be/KqJAzQe7_0g

Al menos la AMA no está demoliendo oficinas, quemando su literatura y persiguiendo a los médicos fuera del país como solían hacerlo.