Silicon Valley está construyendo un sistema de crédito social al estilo de China

puntaje de crédito social
¡Por favor comparta esta historia!
image_pdfimage_print
He advertido que Estados Unidos seguirá los pasos de China en la dictadura científica porque nuestros ciudadanos simplemente no lo entienden. Se acaba el tiempo para decir "¡No!" ⁃ TN Editor

¿Has oído hablar de China sistema de credito social? Es un programa nacional basado en la vigilancia y habilitado por la tecnología diseñado para empujar a los ciudadanos hacia un mejor comportamiento. El objetivo final es "permitir que el digno de confianza deambule por todas partes bajo el cielo mientras dificulta que los desacreditados den un solo paso", según el gobierno chino.

En vigor desde 2014, el sistema de crédito social es un trabajo en progreso que podría evolucionar para el próximo año en un único sistema de puntos a nivel nacional para todos los ciudadanos chinos, similar a un puntaje de crédito financiero. Su objetivo es castigar las transgresiones que pueden incluir la membresía o el apoyo al Falun Gong o el budismo tibetano, falta de pago de deudas, videojuegos excesivos, críticas al gobierno, pagos atrasados, no barrer la acera frente a su tienda o casa, fumar o reproducir música a todo volumen en los trenes, hacer jaywalking y otras acciones consideradas ilegales o inaceptables por el gobierno chino.

También puede otorgar puntos por donaciones caritativas o incluso llevar a los propios padres al médico.

Los castigos pueden ser duros, incluidas las prohibiciones de salir del país, usar el transporte público, registrarse en hoteles, contratar para trabajos de alta visibilidad o aceptar niños en escuelas privadas. También puede resultar en conexiones de Internet más lentas y estigmatización social en forma de registro en una lista negra pública.

El sistema de crédito social de China se ha caracterizado en un tuit decisivo como "autoritarismo, gamificado".

En la actualidad, algunas partes del sistema de crédito social están vigentes en todo el país y otras son locales y limitadas (hay 40 más o menos proyectos piloto operados por gobiernos locales y al menos seis dirigidos por gigantes tecnológicos como Alibaba y Tencent).

Beijing mantiene dos listas a nivel nacional, llamadas la lista negra y la lista roja: la primera compuesta por personas que han transgredido, y la segunda personas que se han mantenido fuera de problemas (una "lista roja" es la versión comunista de una lista blanca). las listas se pueden buscar públicamente en un sitio web del gobierno llamado Crédito de China.

El gobierno chino también comparte listas con plataformas tecnológicas. Entonces, por ejemplo, si alguien critica al gobierno en Weibo, sus hijos podrían no ser elegibles para ser aceptados en una escuela de élite.

La vergüenza pública también es parte del sistema de crédito social de China. Las imágenes de personas en la lista negra en una ciudad se mostraron entre videos en TikTok en un juicio, y las direcciones de los ciudadanos en la lista negra se mostraron en un mapa en WeChat.

Algunos informes de la prensa occidental implican que la población china se está sofocando en una caja Skinner de modificación de comportamiento opresivo a nivel nacional. Pero algunos chinos desconocen que incluso existe. Y a muchos otros les gusta la idea. Una encuesta descubrió que el 80% de los ciudadanos chinos encuestados aprueba de alguna manera o enérgicamente el sistema de crédito social.

Muchos occidentales están preocupados por lo que leen sobre el sistema de crédito social de China. Pero resulta que tales sistemas no son exclusivos de China. Se está desarrollando un sistema paralelo en los Estados Unidos, en parte como resultado de las políticas de usuarios de Silicon Valley y de la industria tecnológica, y en parte por la vigilancia de la actividad de las redes sociales por parte de empresas privadas.

Lea la historia completa aquí ...

¡Únete a nuestra lista de correos!


Suscríbete
Notificar de
invitado
1 Comentario
Más antiguo
Más Nuevos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

[…] Software de reconocimiento facial administrado por la policía que etiqueta erróneamente a los ciudadanos respetuosos de la ley como delincuentes. Programas punitivos que despojan a los ciudadanos de sus pasaportes y el derecho a viajar sobre los impuestos no pagados. Agentes gubernamentales que ven segmentos de la población como "subhumanos" y los tratan en consecuencia. Un sistema de crédito social (similar al de China) que premia el comportamiento considerado "aceptable" y castiga el comportamiento que el gobierno y sus aliados corporativos consideran ofensivo, ilegal o inapropiado. [...]