Pentágono moverá sus datos biométricos a Amazon Cloud Services (AWS)

¡Por favor comparta esta historia!
Este es un ejemplo perfecto de cómo los tecnócratas dentro del "complejo militar / industrial" y los del mundo de las grandes tecnologías están estrechamente unidos. Los líderes de uno pueden quejarse y quejarse del otro, pero cuando se pone el sol, ambos se retiran al mismo dormitorio. ⁃ Editor TN

El Departamento de Defensa quiere realizar mejoras importantes en sus capacidades de vigilancia biométrica, comenzando por mover sus bases de datos y todo el sistema operativo a un entorno en la nube alojado por Amazon Web Services.

El entorno actual del Sistema de identificación biométrica automatizada, o ABIS, se divide entre los sistemas locales propiedad del DOD y las copias de seguridad en la nube alojadas en AWS. Como parte de una nueva solicitud pendiente, el DOD planea trasladar los principales entornos operativos a la nube y comenzar una serie de importantes mejoras de capacidad.

A solicitud de información publicado el martes en beta.SAM.gov describe los planes del departamento para el Incremento de capacidad de habilitación biométrica 1, la segunda fase de un programa que comenzó en 2007 con Incremento 0, que resultó en el lanzamiento de ABIS v1.2 en 2014. Desde entonces Con el tiempo, el programa actualizó ABIS a la versión 1.3 y estableció planes para expandir el sistema con nuevas capacidades y una arquitectura en la nube que permite el acceso global.

El sistema contiene identificadores biométricos —incluyendo rostro, huellas dactilares, iris y otros— de más de 18 millones de personas, la mayoría de las cuales son combatientes enemigos identificados.

"DoD ABIS proporciona soporte operativo 24/7 que permite misiones urgentes que requieren identificación biométrica bajo demanda y verificación de identidad de actores de amenazas conocidos y / o sospechosos en todo el mundo en apoyo de operaciones conjuntas de todos los dominios y defensa nacional", según el borrador de la declaración de desempeño del trabajo.

El sistema está configurado para proporcionar autenticación e identificación biométrica a las tropas de todo el mundo y conectarse con bases de datos administradas por otras agencias federales, como el Departamento de Seguridad Nacional y el FBI, así como socios internacionales. ABIS se basa en estándares comunes utilizados por el Ejército y el resto del Departamento de Defensa, así como en "estándares de la industria para el desarrollo de sistemas y procedimientos operativos".

El sistema actual se compone de cinco entornos de trabajo separados, incluidos entornos operativos y de desarrollo en las instalaciones, entornos operativos y de pruebas de desastres y un entorno operativo de respaldo basado en la nube "completamente funcional" alojado en una nube de AWS.

ABIS v1.3 también tiene cinco subsistemas: ABIS Core que gestiona todo el flujo de trabajo en todo el sistema; el Search Core, un producto comercial listo para usar de Morpho Biometric Search Services que compara varios marcadores biométricos con registros almacenados; el widget Herramientas de examen donde los investigadores envían y revisan búsquedas, con la tecnología de las herramientas comerciales Athena THEMIS y WHORL; el Portal ABIS, la interfaz de usuario principal; y las herramientas de administración del sistema utilizadas por los administradores de TI para mantener el sistema.

El contrato descrito en el RFI se construirá en torno a dos entregables: operaciones continuas y mantenimiento de ABIS y mejoras incrementales y despliegue rápido de nuevas capacidades, incluido un cambio total a la nube.

La parte de operaciones y mantenimiento del contrato incluirá el mantenimiento general del sistema existente, así como el desmantelamiento de las partes locales de ABIS v1.3 que se trasladarán a un entorno de nube como parte de la primera ola de mejoras.

Si bien las mejoras importantes están cubiertas por la segunda directiva, se espera que el contratista mantenga actualizadas las capacidades actuales, incluido el desarrollo e implementación de un plan de actualización tecnológica "para evitar la obsolescencia y mantenerse al día con las mejoras tecnológicas", según el desempeño declaración de trabajo.

El proceso de desarrollo secundario se está organizando a través de tres "caídas de capacidad", la primera cubierta bajo la solicitud pendiente y las caídas posteriores planificadas como órdenes de cambio para el contrato final.

"Aunque es similar a los incrementos de programas tradicionales, las caídas de capacidad se centrarán en el rápido desarrollo y puesta en funcionamiento del software", con ciclos de 18 meses desde el desarrollo hasta la implementación, afirma RFI.

Lea la historia completa aquí ...

Sobre el autor

Patrick Wood
Patrick Wood es un experto líder y crítico en Desarrollo Sostenible, Economía Verde, Agenda 21, Agenda 2030 y Tecnocracia histórica. Es autor de Technocracy Rising: The Trojan Horse of Global Transformation (2015) y coautor de Trilaterals Over Washington, Volumes I and II (1978-1980) con el fallecido Antony C. Sutton.
Suscríbete
Notificar de
invitado
6 Comentarios
Más antiguo
Más Nuevos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Petrichor

Coloque información clasificada en una nube administrada por Amazon. ¡¿Qué podría salir mal?!
Esto me recuerda la ilustración clásica de un oxímoron:
"Inteligencia militar."