Neom: Arabia Saudita construirá la ciudad inteligente más grande del mundo en la historia

¡Por favor comparta esta historia!
China construyó sus infames "ciudades fantasmas" inspiradas en tecnócratas diseñadas para albergar a decenas de millones, pero hoy en día están vacías. Arabia Saudita está construyendo una ciudad inteligente de inspiración tecnócrata que es 33 veces más grande que Nueva York y que hará que Dubái parezca un puesto de avanzada. Ambos ejemplos están completamente desconectados de la realidad. Los tecnócratas construyen porque pueden, no porque haya una buena razón para hacerlo. ⁃Editor de TN

Un día del pasado mes de septiembre, llegó un curioso correo electrónico a la bandeja de entrada de Chris Hables Gray. Una autora que se describe a sí misma como anarquista, feminista y revolucionaria, Gray encaja perfectamente en Santa Cruz, California, donde vive. Ha escrito extensamente sobre ingeniería genética y el inevitable ascenso de los cyborgs, asistiendo a protestas en el medio por causas como Black Lives Matter.

Si bien Gray había tomado algunos trabajos de consultoría a lo largo de los años, nunca había recibido una oferta como esta. La primera sorpresa fue el dinero: mucho más de lo que había ganado con todos sus libros menos uno. La segunda era la tarea: investigar la estética de obras seminales de ciencia ficción como Blade Runner. Sin embargo, la mayor sorpresa fue el cliente final: Mohammed bin Salman, el príncipe heredero de Arabia Saudita de 36 años.

MBS, como se le conoce en el extranjero, se encontraba en las primeras etapas de uno de los proyectos de construcción más grandes y difíciles de la historia, que consiste en convertir una extensión de desierto del tamaño de Bélgica en una ciudad-región de alta tecnología llamada Neom. A partir de un presupuesto de 500 millones de dólares, MBS presenta a Neom como una obra maestra que transformará la economía de Arabia Saudita y servirá como banco de pruebas para tecnologías que podrían revolucionar la vida cotidiana. Y como sugería la asignación propuesta por Gray, la visión del príncipe heredero se parece poco a las ciudades de hoy. Intrigado, Gray aceptó el trabajo. “Si puedo ser honesto con la forma en que veo el mundo, prácticamente le expondré mi trabajo a cualquiera”, dice.

Gray se había apuntado a un ejercicio de construcción de ciudades tan ambicioso que rayaba en lo fantástico. Un "catálogo de estilo" interno de Neom visto por Bloomberg Businessweek incluye ascensores que de alguna manera vuelan por el cielo, un puerto espacial urbano y edificios con forma de doble hélice, las alas extendidas de un halcón y una flor en flor. El sitio elegido en el extremo noroeste de Arabia Saudita, que se extiende desde la costa del Mar Rojo quemada por el sol hasta las escarpadas tierras baldías de las montañas, tiene temperaturas de verano de más de 100F y casi no hay agua dulce. Sin embargo, según MBS y sus asesores, pronto será el hogar de millones de personas que vivirán en armonía con el medio ambiente, dependiendo de las plantas de desalinización y una red eléctrica totalmente renovable. Se beneficiarán de una infraestructura de vanguardia y un sistema regulatorio diseñado expresamente para fomentar nuevas ideas, siempre que esas ideas no incluyan desafiar la autoridad de MBS. Incluso puede haber alcohol. Neom parece ser una de las principales prioridades del príncipe heredero, y el estado saudita está dedicando inmensos recursos para hacerlo realidad.

Sin embargo, cinco años después de su desarrollo, sacar a Neom del ámbito de la ciencia ficción está demostrando ser un desafío formidable, incluso para un gobernante casi absoluto con acceso a un fondo de riqueza soberana de $ 620 mil millones. Según más de 25 empleados actuales y anteriores entrevistados para esta historia, así como 2,700 páginas de documentos internos, el proyecto ha estado plagado de contratiempos, muchos derivados de la dificultad de implementar las ideas grandiosas y siempre cambiantes de MBS, y de contar un príncipe que supervisó el encarcelamiento de muchos de los miembros de su propia familia que sus deseos no se pueden cumplir.

Los esfuerzos para reubicar a los residentes indígenas del sitio de Neom, que han vivido allí durante generaciones, han sido turbulentos y en una ocasión se convirtieron en un tiroteo. Docenas de personal clave han renunciado, quejándose de un ambiente de trabajo tóxico y una cultura de gasto excesivo con pocos resultados. Y en el camino, Neom se ha convertido en una especie de garantía de pleno empleo para arquitectos internacionales, futuristas e incluso diseñadores de producción de Hollywood, cada uno tomando una parte de las riquezas petroleras de Arabia Saudita a cambio de un trabajo que algunos sospechan que nunca se utilizará. Pocos están dispuestos a hablar oficialmente, citando acuerdos de confidencialidad o temor a represalias; al menos un ex empleado que criticó el proyecto fue encarcelado en Arabia Saudita. (Desde entonces ha sido puesto en libertad).

Sería injusto descartar por completo a Neom como una locura autócrata. Partes del plan, como una instalación de $ 5 mil millones para producir hidrógeno para vehículos de celdas de combustible y otros usos, se basan en las realidades económicas actuales, y la construcción de un centro global casi desde cero no tiene precedentes en la región; incluso hace 30 años, la mayor parte de Dubái era arena vacía. Desde que se convirtió en el gobernante de facto de Arabia Saudita en 2017, MBS ha demostrado su talento para imponer cambios drásticos, eliminando grandes franjas de las restricciones religiosas que solían imponer todos los aspectos de la vida diaria. Las mujeres se están incorporando a la fuerza laboral y los adolescentes pueden bailar en festivales de música con entradas agotadas, eventos que antes eran inimaginables.

No obstante, la caótica trayectoria de Neom hasta ahora sugiere que el sueño urbano de MBS quizás nunca se cumpla. Lo mismo se aplica a sus planes más amplios para la transformación económica. En palabras del príncipe heredero, Arabia Saudita pronto será un centro de innovación y espíritu empresarial, libre de la corrupción y el extremismo religioso que lo han frenado durante mucho tiempo. Pero para sus críticos, este futuro prometido es una fachada, una capa de brillo tecnológico sobre un núcleo de represión, cleptocracia y, sobre todo, gobierno indefinido de un solo hombre.

“No estaba solo al darme cuenta de que, en el mejor de los casos, era falso”, dice sobre el proyecto Andy Wirth, un ejecutivo de hospitalidad estadounidense que trabajó en Neom en 2020. “La ausencia total de estar atado a la realidad, objetivamente, es lo que allí se demostró”.

Lea la historia completa aquí ...

Acerca del Editor

Patrick Wood
Patrick Wood es un experto líder y crítico en Desarrollo Sostenible, Economía Verde, Agenda 21, Agenda 2030 y Tecnocracia histórica. Es autor de Technocracy Rising: The Trojan Horse of Global Transformation (2015) y coautor de Trilaterals Over Washington, Volumes I and II (1978-1980) con el fallecido Antony C. Sutton.
Suscríbete
Notificar de
invitado

5 Comentarios
Más antiguo
Más Nuevos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

[…] Fuente de Technocracy News & Trends […]

[…] Fuente de Technocracy News & Trends […]

[…] Leer más: Neom: Arabia Saudita construirá la ciudad inteligente más grande del mundo en la historia […]

Ella

Entonces, los globalistas están construyendo otra ciudad para ellos. Sabes que planean vivir en ellos con su población esclava, no nosotros, por cierto. Esperan, a través de su uso criminal de la tecnología, vivir para siempre.

Es probable que haya un clon esperando para que ellos den un paso y/o recolecten órganos cuando llegue el momento. No tengo ninguna duda. Me gustaría ver esa tecnología.

[…] Neom: Arabia Saudita construirá la ciudad inteligente más grande del mundo en la historia […]