M. King Hubbert: cofundador de Technocracy, Inc. vs. The Oracle Of Oil

M. King Hubbert (izquierda), Howard Scott (centro), cofundadores de Technocracy, Inc. en 1934
¬°Por favor comparta esta historia!

TN Nota: Esta rese√Īa del libro (y quiz√°s el libro en s√≠) desacredita indirectamente a la tecnocracia como una operaci√≥n de sombrero de papel de aluminio de la d√©cada de 1930. Cuando Hubbert y Scott cofundaron Technocracy, Inc. en 1934, el autor afirma:

‚ÄúHubbert cay√≥ bajo el hechizo de un charlat√°n magn√©tico llamado Howard Scott, quien imagin√≥ un futuro revolucionario en el que el 'sistema de precios' ser√≠a reemplazado por 'certificados energ√©ticos' y los cient√≠ficos e ingenieros manejar√≠an el gobierno y la industria en un 'Technate norteamericano. '‚ÄĚ

Esta es una incorrecci√≥n material de un hecho hist√≥rico. Como alguien que ha realizado una investigaci√≥n original exhaustiva sobre la tecnocracia, puedo asegurar al lector que Hubbert no fue v√≠ctima de Scott ni de nadie m√°s. De hecho, Scott era el compa√Īero de habitaci√≥n de Hubbert en Greenwich Village porque Scott estaba arruinado. Ambas firmas aparecen en los papeles de incorporaci√≥n en Nueva York, donde se incorpor√≥ Technocracy, Inc. En otras palabras, Hubbert fue 100% c√≥mplice de la fundaci√≥n y operaci√≥n de Technocracy, Inc. Adem√°s, Hubbert fue el autor principal de la Curso de estudio de tecnocracia publicada como la "biblia" del movimiento en 1934.

(a trav√©s de WSJ) En marzo 8, 1956, la ge√≥loga de investigaci√≥n de Shell Oil, Marion King Hubbert, pronunci√≥ un discurso de apertura en una reuni√≥n del Instituto Americano del Petr√≥leo en San Antonio, Texas, y predijo que la producci√≥n de petr√≥leo de los EE. UU. alcanzar√≠a su punto m√°ximo dentro de 10 a 15 a√Īos. La reacci√≥n fue desde√Īosa. Hubbert estaba desafiando una creencia arraigada en la abundancia de petr√≥leo estadounidense. Quince a√Īos despu√©s, sin embargo, la producci√≥n de petr√≥leo de EE. UU. Comenz√≥ a disminuir, y la dependencia de los estadounidenses del petr√≥leo extranjero se dispar√≥.

La confirmaci√≥n de su predicci√≥n 1956 transform√≥ a Hubbert de iconoclasta a visionario. A mediados de 2000, cuando la producci√≥n mundial de petr√≥leo parec√≠a haber alcanzado su punto m√°ximo, se convirti√≥ en el √≠dolo de los ecologistas que so√Īaban con el fin de la era del petr√≥leo.

Un hombre que se compar√≥ con Galileo, el Rey Hubbert (1903-89) habr√≠a aprobado el retrato pintado en "El or√°culo del petr√≥leo: la b√ļsqueda de un ge√≥logo inconformista para un futuro sostenible". Uno de los geocient√≠ficos m√°s talentosos de su √©poca, pero tambi√©n Hubbert, uno de los m√°s pol√©micos, persigui√≥ la verdad cient√≠fica y su propia leyenda con igual vigor. En lugar de tomar la medida completa del hombre y su impacto, lo que habr√≠a requerido examinar las compulsiones y contradicciones de Hubbert como pensador ambiental, Mason Inman, periodista ambiental, pule la leyenda.

La mitad m√°s reveladora de esta biograf√≠a es sobre la vida de Hubbert antes de 1956. Originario de la austera comunidad metodista de San Saba, Texas, mostr√≥ su iconoclasia temprano, rechazando el fundamentalismo religioso por la ciencia emp√≠rica. Un estudiante precoz y arrogante, obtuvo t√≠tulos en geolog√≠a y f√≠sica de la Universidad de Chicago y en 1930 comenz√≥ a ense√Īar en la Universidad de Columbia.

En medio del fermento intelectual en la ciudad de Nueva York durante la Gran Depresión, Hubbert cayó bajo el hechizo de un charlatán magnético llamado Howard Scott, quien imaginó un futuro revolucionario en el que el "sistema de precios" sería reemplazado por "certificados de energía" y científicos e ingenieros administrar el gobierno y la industria a través de un "Technate" norteamericano.

Lea la historia completa aquí ...

Suscríbete
Notificar de
invitado

2 Comentarios
M√°s antiguo
M√°s Nuevos M√°s votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Mason Inman

Hola, soy el autor del libro "El or√°culo del petr√≥leo". Sent√≠ que la revisi√≥n del Wall Street Journal era enga√Īosa de varias maneras, incluso sobre el papel de Hubbert en la tecnocracia. Creo que encontrar√°s el libro de inter√©s. Yo mismo hice muchas investigaciones originales, incluida la de ir a Ferndale, WA, para revisar los papeles de Technocracy almacenados en su sede continental all√≠. Quiz√°s le interese saber que otra rese√Īa de mi libro, en Treehugger, dijo: ‚Äú[Hubbert] fue uno de los fundadores del movimiento Tecnocracia que cre√≠a que el mundo ser√≠a un lugar mejor si... Leer m√°s ¬Ľ

James

Soy ingeniero y, aunque estoy seguro de que podr√≠a dirigir el mundo con mucha m√°s habilidad que cualquiera de estos bur√≥cratas o tecn√≥cratas, no deseo hacerlo. Los principales paradigmas de escasez, necesidad de un control draconiano y amenaza al medio ambiente mundial son defectuosos. Es necesario que se produzca un cambio de paradigma a uno de abundancia. Con nuestro nivel actual de tecnolog√≠a y conocimiento, podemos construir un futuro sostenible y resiliente para toda la humanidad. Los tres puntos fundamentales que deben cambiar son la codicia, el deseo de control y la corrupci√≥n. Si podemos superar estos elementos, la sociedad encontrar√° muchas alternativas.... Leer m√°s ¬Ľ