Los gobiernos comienzan a probar las criptomonedas a medida que el uso del efectivo cae en picado

¡Por favor comparta esta historia!

El impulso globalista para eliminar el efectivo de la sociedad se ve favorecido por el aumento y la aceptación de las criptomonedas en todo el mundo. La piedra angular definitiva para la moneda digital será la energía, que es el controlador final de la actividad económica.  TN Editor

Riksbank, el banco central de Suecia, está analizando seriamente a Bitcoin. A medida que el uso de efectivo se desploma y la cantidad de moneda en circulación disminuye, los bancos centrales buscan las criptomonedas como dinero respaldado por el gobierno.

En Suecia, El número de billetes y monedas en circulación ha caído a su nivel más bajo en tres décadas. Riksbank estima que las transacciones en efectivo representaron solo el 15 por ciento de todas las transacciones minoristas el año pasado. Ese número es inferior al 40 por ciento en 2010, gracias en gran parte a los servicios de pago móvil masivamente populares. Eso deja al banco preguntándose si una tecnología similar a la de Bitcoin podría implementarse en Suecia.

Riksbank no es el único banco central que analiza seriamente blockchain, la tecnología que hace que Bitcoin y otras criptomonedas funcionen. Estos sistemas, también llamados libros contables distribuidos, dependen de redes de computadoras, en lugar de una autoridad central como un banco, para verificar y registrar transacciones en una base de datos compartida, prácticamente incorruptible. Los banqueros gubernamentales de todo el mundo creen que esto tiene el potencial de reemplazar el efectivo y hacer que otros sistemas de pago sean más eficientes. - Technology Review

Riksbank está investigando no solo la tecnología de contabilidad distribuida (que describe como no probada pero “progresando increíblemente rápido”) sino también métodos contables centralizados tradicionales para su “e-Corona”(Pdf) proyecto. Muchos bancos centrales están investigando este tipo de moneda, pero Suecia parece estar a la vanguardia del movimiento.

Según Rod Garrattprofesor de economía en la Universidad de California, Santa Bárbara, una criptomoneda que está disponible para todos los consumidores "abre una gran cantidad de problemas" y plantearía nuevos desafíos para los responsables de la política monetaria.

Primero, está la cuestión de quién, exactamente, debe verificar las transacciones y mantener el libro mayor distribuido. Incluso si eso se resuelve, el nuevo sistema sería, en cierto sentido, demasiado simplificado, lo que facilitaría la ejecución de las corridas bancarias en un momento de crisis o pánico. En la mayoría de los sistemas financieros actuales, los retiros de fondos a gran escala se ralentizan naturalmente por el tiempo que le toma a un banco central producir el papel moneda que la gente demanda. Pero si la moneda es puramente digital, no existen tales frenos: una ciudadanía en pánico podría vaciar sus cuentas casi instantáneamente, dejando el sistema bancario de un país entero sin dinero.

Una nueva encuesta  artículo de revista (pdf) publicado por el Banco de Pagos Internacionales, una especie de banco central para bancos centrales, sugiere un enfoque más directo que tratar de usar la criptomoneda para reemplazar el efectivo. En el artículo, Garratt y Morten Bech, un investigador del BIS, establecen una distinción importante entre una criptomoneda "minorista" como FedCoin y una "mayorista" que solo sería utilizada por los bancos. -Technology Review

El banco central de China también ha comenzado prueba de una moneda digital. Discursos y trabajos de investigación de funcionarios de el Banco Popular de China demuestran que la estrategia del banco es introducir la moneda digital junto con el renminbi de China. Pero actualmente no hay un calendario para esto, y el banco parece proceder con cautela.

Pero el problema principal para los gobiernos es que están perdiendo su control y control sobre la moneda. El uso cada vez menor de efectivo en Suecia está aumentando la dependencia de los sistemas de pago móviles, lo que pone en riesgo la marginación de las personas que no los usan o no pueden acceder a ellos. Esos sistemas también son administrados por compañías privadas, lo que significa que las fuerzas comerciales, en lugar de las políticas gubernamentales, podrían terminar determinando qué tan efectivamente el sistema financiero sirve a las personas y a la economía.

Lea la historia completa aquí ...

Suscríbete
Notificar de
invitado

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios