Veterano de Apple: el enfoque de 'Fast Fail' de Silicon Valley no funcionará en la atención médica

¡Por favor comparta esta historia!
Los tecnócratas de Silicon Valley han orientado su tecnología hacia la solución de problemas de atención médica, pero la cultura del 'fracaso rápido' para encontrar el éxito no funcionará en la atención médica porque la gente morirá en el proceso. Los tecnócratas pueden ver esto simplemente rompiendo algunos huevos para una gran tortilla. ⁃ Editor TN

Piense en la última pieza de tecnología que compró que no funcionó como se esperaba.

¿Qué hiciste? ¿Devolverlo? ¿Regalarlo? ¿Ponerlo en un cajón con sus tristes primos digitales?

Lo más probable es que las apuestas que acompañen a su mala experiencia fueran bajas, y simplemente lo atribuyó al costo de ser uno de los primeros en adoptar. Lo que no hiciste fue abandonar el campo por completo. Si tuvo la suerte de haber gastado el dinero que tanto le costó ganar en un Betamax, cuando esa plataforma falló, no renunció a todas las formas de entretenimiento grabado. Si pensaba que Chumby era el futuro de los dispositivos de Internet, no se ha negado a usar un iPad o Alexa estrictamente por principio. Y si fueras uno de los fieles que esperaron en la fila para comprar el primer iPhone, el que el ex director senior de marketing de Apple, Bob Borcher, según se informa disculpado por - no ha vuelto a un teléfono fijo o plegable. Te has actualizado y sigues adelante.

El Cubo no mató a Apple. El Fire Phone no mató a Amazon. El Nexus Player no mató a Google.

Esta es la mentalidad que Silicon Valley ha traído a cada espacio en el que ingresa: un mal producto o una mala experiencia del usuario no tienen ramificaciones más allá de ese producto o experiencia en particular, y siempre pueden limpiar la pizarra y comenzar de nuevo.

En el mundo de la salud digital, este es un gran problema. Aquí hay tres razones por las cuales:

A diferencia de otros productos de consumo, los productos de salud digital conectan a los usuarios con su propia mortalidad.. Aunque nos referimos a ellos como productos “sanitarios”, la cosecha actual se centra principalmente en el diagnóstico, la detección y el manejo de enfermedades. A menos que tenga una necesidad específica, la mayoría de la gente preferiría "estar ocupada viviendo" que "ocupada muriendo". En otras palabras, lo que está en juego para los productos de salud digitales actuales es, por diseño, la vida o la muerte. Esto los diferencia de todos los demás productos que estas empresas diseñan y venden.

Los productos de salud digitales requieren la aceptación tanto del usuario como de su proveedor de atención médica. No basta con utilizar un dispositivo o una aplicación relacionados con la salud. Un usuario debe cerrar el círculo con un médico antes de que pueda llevarse a cabo cualquier acción significativa. Entonces, si un paciente usa un producto de salud digital pero su proveedor de atención médica no acepta e incorpora los resultados en su tratamiento, es un fracaso. Y si un médico de atención primaria recomienda un dispositivo, pero el consumidor no lo usa según lo "prescrito" (por varias razones), también es un error.

El viejo adagio, "No tienes una segunda oportunidad para causar una primera impresión", es especialmente cierto en la atención médica. Esto se debe a que al adoptar nuevas tecnologías, el mercado realiza una especie de cálculo que evalúa el beneficio percibido, el riesgo percibido, el costo, la madurez y el historial. O para los poetas, cuánto bien nos dejará aguantar la posibilidad del mal; qué tan malo es suficientemente malo antes de que supere al posible bien; ¿Cuál es el historial de quienes hacen afirmaciones sobre las posibilidades de lo bueno y lo malo para que no nos engañen (de nuevo)? y cuanto cuesta todo? Con la salud, un mal resultado puede ser verdaderamente desastroso.

Lea la historia completa aquí ...

Suscríbete
Notificar de
invitado
1 Comentario
Más antiguo
Más Nuevos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios