COVID-19 está poniendo dinero en efectivo en tumbas tempranas en todo el mundo

¡Por favor comparta esta historia!
image_pdfimage_print
Lo que la propaganda normal no podría producir por sí sola, el rumor de que el efectivo físico podría transmitir COVID-19 se ha convertido literalmente en una papa caliente que nadie quiere tocar. Esta es una introducción perfecta para que los bancos centrales establezcan una moneda digital para que la economía vuelva a funcionar. ⁃ TN Editor

 En tiempos difíciles, se sabe que las personas acumulan dinero en casa, una cobija de seguridad financiera contra la profunda incertidumbre. Pero en esta crisis, las cosas son diferentes. Esta vez, el efectivo en sí mismo, que pasa de mano en mano en vecindarios, ciudades y sociedades al igual que el coronavirus, es una fuente de sospecha en lugar de tranquilidad.

Ya no es algo que se pueda meter sin pensar en un bolsillo, guardar en una billetera gastada o arrojar casualmente en la encimera de la cocina, el estado del dinero ha cambiado durante la era del virus, tal vez de manera irrevocable. La pandemia también ha despertado el debate sobre la viabilidad continua de lo que ha sido el elemento vital de las economías mundiales: el papel moneda y las monedas.

Desde los supermercados de Estados Unidos y Japón hasta los barrios marginales de África y las estaciones de servicio de Teherán, un número creciente de empresas e individuos en todo el mundo han dejado de usar billetes por temor a que la moneda física, manejada por decenas de miles de personas durante su vida útil, podría ser un vector para la propagación del coronavirus.

Funcionarios públicos y expertos en salud han dicho que el riesgo de transferir el virus de persona a persona mediante el uso de dinero es mínimo. Eso no ha impedido que las empresas se nieguen a aceptar divisas, y algunos países instan a los ciudadanos a que dejen de usar billetes por completo.

En medio de la era del coronavirus, se hacen miles de cálculos antes de que se maneje el efectivo, principalmente con las manos enguantadas. Algunos dejan el dinero depositado en la superficie durante días, para que el virus muera. Otros desinfectan los billetes con spray. Algunos incluso los microondas en la creencia de que mata el virus. En China, ahora se requiere que los bancos esterilicen efectivo con luz ultravioleta o calor, luego almacenen notas durante al menos una semana antes de entregarlas a los clientes.

"En muchas áreas, el efectivo ya comenzaba a desaparecer debido al mayor riesgo de robo, la facilidad de ordenar por Internet y la ubicuidad de los teléfonos celulares", dice Zachary Cohle, profesor asistente en el departamento de economía de la Universidad de Quinnipiac en Connecticut.

"Efectivo", dice Cohle, "ahora conlleva un estigma adicional".

Lea la historia completa aquí ...

Suscríbete
Notificar de
invitado
1 Comentario
Más antiguo
Más Nuevos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Paul Panza

Las tarjetas de plástico también se tocan, el plástico también puede ser un virus. Alguna vez has oído hablar de una reacción alérgica. La intoxicación plástica es una realidad para el hombre moderno, ya que los alimentos almacenados en plástico transmiten nanopartículas absorbidas por los alimentos y luego transportados al cuerpo. La palabra virus significa veneno. La teoría de los gérmenes no se aplica en el escenario COVID-19. Un virus no está vivo, por ejemplo. 5G es un virus, ya que altera el cuerpo humano como lo haría un veneno. El campo 5g hace que la célula humana libere exosomas, exacerbando la liberación de ARN en el torrente sanguíneo. El científico Kary Mullis quien... Leer más »