Red inteligente global: China impulsa la red de distribución de energía intercontinental

Red energética global
¡Por favor comparta esta historia!

El llamado de China para un "sistema de energía intercontinental global que unirá las redes de energía eléctrica de todo el mundo" es idéntico a la "red de energía" o "Internet de la energía" del Global Energy Network Institute (GENI). Cubrí la red inteligente global en el Capítulo 8 de El aumento de la tecnocracia: el caballo de Troya de la transformación global en 2015 El control sobre la producción y el consumo de energía es una directiva principal de la tecnocracia como un medio para controlar toda la actividad económica.  TN Editor

La integración económica euroasiática es uno de los objetivos importantes por los que Rusia y China se esfuerzan. Al combinar sus economías, los países de Eurasia podrán convertir a su región en el jugador más poderoso del escenario mundial con todos los beneficios resultantes. La Unión Económica Euroasiática (EAEU) y el proyecto chino 'New Silk Road' (NSR) existen para este propósito. Sin embargo, la integración requiere no solo la eliminación de las barreras comerciales (esto es manejado con éxito por la EAEU) y no solo una infraestructura de transporte unificada (en forma de NSR), sino también la creación de un sistema de energía unificado en el continente. Este es uno de los proyectos más importantes de Rusia y China; los países jugando el papel clave en el proyecto de integración euroasiático.

En septiembre, 2015, el presidente chino, Xi Jinping, habló ante la Asamblea General de la ONU sobre la creación de un proyecto por etapas con respecto a un sistema de energía intercontinental global que unirá las redes de energía eléctrica de todo el mundo y transferirá la mayoría de ellas a fuentes de energía limpia. 2050 puede lograr esto con un nivel justo de cooperación internacional, según expertos chinos.

En marzo, 2016, por iniciativa de la República Popular de China, se estableció una organización internacional para el desarrollo y la cooperación de la Asociación Mundial de la Energía (GEIDCO). Fue presidido por el experto en energía de renombre mundial Liu Zhenya, presidente de la Junta de Directores de la Corporación de Red Eléctrica del Estado de China. GEIDCO también incluyó a destacados representantes del sector energético en Rusia, Estados Unidos y Japón. En total, la Organización tiene más de miembros 260 de países 22 que son especialistas en energía, economía, protección del medio ambiente y otros campos.

En mayo 2016 tuvo lugar en Moscú la presentación del libro 'Global Energy Association' de Liu Zhenya. Este libro describe el proyecto del mismo nombre para la creación de una red mundial de energía eléctrica, de la que habló Xi Jinping. Según la parte china, este proyecto debe llevarse a cabo para la implementación completa del proyecto global 'One belt, one path'. 

Debido a los cambios climáticos estacionales, muchos países tienen períodos de consumo máximo de energía y períodos de declive. Debido a las diferencias climáticas en diferentes países, estos períodos ocurren en diferentes épocas del año. Esto significa que un país que experimenta una disminución en el consumo puede vender su energía excedente a un país que experimenta un período pico. Esta idea de larga data de un sistema energético mundial unificado es muy tentadora, porque una distribución armoniosa de electricidad ayudaría a proporcionar regiones que son escasas y permitiría que se desperdiciara un excedente. El ahorro de electricidad y la consiguiente reducción del daño al medio ambiente son las ventajas en las que Liu Zhenya se centra en su libro. Como es bien sabido, la ecología es uno de los problemas más acuciantes en la China moderna. El proyecto sugiere el uso activo de fuentes alternativas de energía dependiendo de su disponibilidad en diferentes condiciones climáticas. Se planea desarrollar energía solar en las latitudes del sur, mientras se desarrollan recursos eólicos en las del norte. Según los chinos, en el caso de la implementación exitosa de la Asociación Global de Energía (GEA), hasta 80% de la electricidad mundial por 2050 puede ser producida por métodos amigables con el medio ambiente.

El primer paso en el camino hacia el GEA será la modernización e integración de las redes de energía de China. Está previsto que 2025 lo lleve a cabo. Las redes de voltaje ultra alto y la tecnología de red inteligente se utilizarán ampliamente en el sistema energético chino unificado. Si tiene éxito, las redes unidas de China se convertirán en un modelo para una futura unificación global.

La RPC espera la ayuda de Rusia para llevar a cabo su plan. Debido a su posición geográfica y sistema energético desarrollado, Rusia es un puente natural entre Europa y Asia. Las redes eléctricas rusas ya están conectadas con las redes de los países vecinos de 11. Es a través del territorio de Rusia que las redes de energía europeas y asiáticas deben estar conectadas. Representantes del gobierno y la energía de la Federación de Rusia, presentes durante la presentación, abrazaron con entusiasmo el nuevo proyecto chino. Fue apoyado por el Ministerio de Energía de la Federación Rusa y la mayor compañía energética rusa 'Rosset'. Según sus representantes, el GEA es uno de los proyectos más importantes del siglo 21st, que ayudará a la humanidad a proporcionar energía a través del uso racional de los recursos naturales. Además, el trabajo conjunto de Rusia y China en el GEA conducirá al fortalecimiento significativo de sus relaciones bilaterales.

En el área de la energía, Rusia y China ya han estado cooperando durante mucho tiempo. Según el embajador chino en Rusia, Li Huai, existe una asociación estratégica integral entre los países sobre todo tipo de energía, que ya está dando sus frutos. Según los chinos, es la cooperación energética entre Rusia y China lo que sentó las bases para el GEA.

Durante varios años, 'Rosset' y la Comisión Estatal de Energía de China han estado trabajando en el proyecto de puente energético China-Rusia-Europa. El antiguo proyecto 'Asian Energy Ring', diseñado para unir las redes eléctricas de Rusia, China, la República de Corea, Japón y muchos otros países del sudeste asiático, ha recibido una nueva vida. Con el tiempo, ambos proyectos se convertirán en una parte importante del GEA.

Otro subproyecto importante del GEA, que ya está en marcha, es el corredor de energía 'Norte-Sur', que conectará las redes eléctricas de Armenia, Georgia, Irán y Rusia. En su creación, además de 'Rosset' y la Comisión Estatal de Energía de la República Popular de China, participan varias empresas de otros países, incluida Alemania. Después de una larga investigación sobre las posibles consecuencias ambientales y la viabilidad económica, se decidió comenzar la construcción de la línea de transmisión de energía y dos subestaciones en Armenia a finales de 2017.

También debe recordarse que en 2019, el trabajo del Mercado General de Electricidad de la EAEU está planeado para comenzar.

Suscríbete
Notificar de
invitado

4 Comentarios
Más antiguo
Más Nuevos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
SY Lodhi

https://www.dawn.com/news/1333101

Pl leyó el plan chino CPEC (China Pakistan Economic Corridor Plan) a largo plazo. Controla todo en Pakistán; Agricultura, electricidad y todo tipo de energía, gran sistema de vigilancia, industrias, materias primas, enclaves exclusivos chinos, etc. Los proyectos de energía son prioritarios 1.

One Belt One Road es un enorme túnel de succión de tecnócratas. Aspira todas las materias primas y recursos hacia China.

Marilynne Martin

América del Norte también tiene su plan estratégico de energía: se llama Grid 2030 y se puede encontrar en el sitio web del Departamento de Energía, junto con su informe de seguimiento: Hoja de ruta de tecnologías.
¿Uno de los objetivos de 2030? “Transferencias de poder masivas intercontinentales”.