Posible colapso de la tasa de natalidad a medida que los Sexbots se convierten en 'novias de la IA'

¡Por favor comparta esta historia!
image_pdfimage_print
Los hombres cada vez más abandonan a las mujeres reales a medida que las muñecas sexbot impulsadas por la IA se vuelven más realistas y disponibles. La creación de estos sustitutos es una locura tecnocrática porque podría conducir a un colapso demográfico completo de algunas culturas. Japón es el primer ejemplo impactante. ⁃ TN Editor

Realista robots sexuales programados para hablar, aprender y moverse por sí mismos han generado interés a medida que la tecnología se arraiga más profundamente en todo el mundo.

Los androides artificialmente inteligentes diseñados para parecerse a los humanos han sido desarrollados principalmente por compañías tecnológicas para servir con fines sexuales para hombres y mujeres.

Un debate sobre el surgimiento de estas máquinas se ha centrado en varios inventos, incluidos Harmony de Realbotix, Samantha de Synthea Amatus y True Companion de Roxxxy.

A pesar de los esfuerzos de estas compañías, los androides desarrollados por los inventores generalmente se consideran juguetes sexuales caros utilizados exclusivamente para el placer.

Pero a medida que la tecnología se vuelve más avanzada, los expertos en IA están preocupados por la justificación social y moral para crear robots sexuales.

En Japón, por ejemplo, se han establecido paralelismos entre la rápida disminución de la población y el aumento de la popularidad de los dispositivos tecnológicos, como los robots sexuales y las "novias con IA".

Los expertos en demografía han atribuido parcialmente "el estado de ánimo nacional de soledad y alienación" al aumento del uso de muñecas sexuales entre los hombres japoneses que buscan gratificación sexual.

Otros han buscado vínculos más significativos con la tecnología, entre ellos Akihiko Kondo, un administrador escolar de 35 que se casó con Hatsune Miku, un cantante de realidad virtual.

El caso peculiar de Kondo, aunque no es la norma, sin embargo destaca el grado en que la tecnología se ha incorporado a la sociedad y la cultura japonesa.

La doctora Kate Devlin, profesora principal de inteligencia artificial social y cultural en el King's College de Londres, dijo que la cuestión del uso de tecnología entre los hombres está siendo motivo de preocupación en Japón.

“Se teme que en países como Japón, donde la soledad es un gran problema social, los robots puedan empeorar las cosas. Ya hay "novias" de AI ", dijo a Daily Star Online.

El año pasado, Japón sufrió la mayor disminución de la población registrada, lo que subraya la crisis de la tasa de natalidad que enfrenta el país.

Lea la historia completa aquí ...

¡Únete a nuestra lista de correos!


Suscríbete
Notificar de
invitado
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios