Banca global: el Fondo Monetario Internacional

隆Por favor comparta esta historia!

Introducci贸n

El Fondo Monetario Internacional (FMI) es

Una instituci贸n p煤blica, establecida con dinero proporcionado por los contribuyentes de todo el mundo. Es importante recordar esto porque no informa directamente ni a los ciudadanos que lo financian ni a aquellos cuyas vidas afecta. M谩s bien, informa a los ministerios de finanzas y a los bancos centrales de los gobiernos del mundo.[1]

Esta declaraci贸n autorizada proviene de Joseph Stiglitz, quien se desempe帽贸 durante siete a帽os como presidente del Consejo de Asesores Econ贸micos del presidente Clinton y como economista jefe del Banco Mundial. Stiglitz es un globalista convencional, pero todav铆a lo suficientemente honesto como para haberse desilusionado con las pr谩cticas corruptas del FMI y el Banco Mundial. Su testimonio de primera mano es muy revelador:

Los bur贸cratas internacionales, los s铆mbolos sin rostro del orden econ贸mico mundial, est谩n bajo ataque en todas partes. Las reuniones de oscuros tecn贸cratas que antes no ten铆an incidentes y que discut铆an temas mundanos como pr茅stamos en condiciones favorables y cuotas comerciales se han convertido ahora en el escenario de feroces batallas callejeras y grandes manifestaciones ... Pr谩cticamente todas las reuniones importantes del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organizaci贸n Mundial del Comercio se llevan a cabo ahora el escenario de conflicto y confusi贸n.[2]

驴Por qu茅 el FMI es una organizaci贸n que la gente ama odiar? Este informe arrojar谩 algo de luz sobre el tema.

Comienzos del FMI

Seg煤n su propia literatura, el FMI fue 鈥渆stablecido para promover la cooperaci贸n monetaria internacional, la estabilidad cambiaria y los arreglos cambiarios ordenados; fomentar el crecimiento econ贸mico y altos niveles de empleo; y proporcionar asistencia financiera temporal a los pa铆ses para ayudar a facilitar el ajuste de la balanza de pagos ".

Esta descripci贸n inocua apenas describe las funciones cr铆ticas que el FMI brinda al proceso de globalizaci贸n. De hecho, el FMI es uno de los principales agentes de cambio en la econom铆a global y la gobernanza global.

El FMI se cre贸 en diciembre de 1945 cuando los primeros pa铆ses miembros de 29 firmaron su Art铆culos del Acuerdo, y comenz贸 a operar en marzo 1, 1947. (Nota: hoy hay pa铆ses miembros de 184).

La autorizaci贸n para el FMI lleg贸 unos meses antes en la famosa conferencia de Bretton Woods de julio 1944.

Inmediatamente despu茅s de la Segunda Guerra Mundial, los Acuerdos de Bretton Woods establecieron un sistema de procedimientos y reglas, junto con las instituciones para hacerlos cumplir, que instaban a los pa铆ses miembros a adoptar una pol铆tica monetaria que se fijara en t茅rminos de oro. Aunque el sistema de Bretton Woods se derrumb贸 por completo en 1971 despu茅s de que el presidente Nixon suspendiera la convertibilidad del d贸lar en oro, las instituciones creadas en 1944 continuaron sin interrupci贸n.

Si bien cualquier pa铆s puede convertirse en miembro del FMI, el camino hacia la membres铆a es digno de menci贸n. Cuando se presenta una solicitud de membres铆a a la junta ejecutiva del FMI, se presenta una 鈥淩esoluci贸n de membres铆a鈥 a la Junta de Gobernadores que cubre la cuota, suscripci贸n y derechos de voto de los miembros. Si la Junta de Gobernadores lo aprueba, el solicitante debe enmendar sus propias leyes para permitirle firmar el Convenio Constitutivo del FMI y cumplir con las obligaciones exigidas a los miembros. En otras palabras, el miembro subordina cierta parte de su soberan铆a legal al FMI. Esto prepara el escenario para que el FMI asuma un papel activo en los asuntos del pa铆s miembro.

Algunos consideran que el FMI es una organizaci贸n global, pero debe tenerse en cuenta que EE. UU. Tiene el 18.25 por ciento de los votos en el directorio del FMI, o tres veces m谩s que cualquier otro miembro. Adem谩s, tiene su sede en Washington, DC.

Fundadores del FMI: Harry Dexter White y John Maynard Keynes

Los principales arquitectos del sistema de Bretton Woods, y por lo tanto el FMI, fueron Harry Dexter White y John Maynard Keynes.

Keynes fue un economista ingl茅s que ha tenido un impacto enorme en el pensamiento econ贸mico global a pesar de que muchas de sus teor铆as econ贸micas han sido completamente desacreditadas. Durante la Segunda Guerra Mundial, hab铆a pedido la disoluci贸n del Banco de Pagos Internacionales debido a su dominaci贸n por operativos nazis. Sin embargo, despu茅s de la Segunda Guerra Mundial, cuando el Congreso orden贸 la disoluci贸n del BPI, se opuso a la disoluci贸n en espera de la creaci贸n del FMI y el Banco Mundial. Su 煤ltimo argumento fue el razonamiento a menudo y sobre utilizado "Si lo cerramos demasiado pronto, el sistema financiero mundial colapsar谩". Los instintos globalistas de Keynes lo llevaron a pedir una moneda mundial, llamada Bancor, que ser铆a administrada por un banco central global. Esta idea fracas贸 rotundamente.

Harry Dexter White tambi茅n fue considerado un economista brillante, y fue nombrado asistente de Henry Morgenthau, Secretario del Tesoro en 1942. Sigui贸 siendo el asistente de mayor confianza de Morgenthau durante su mandato y argument贸 prolijamente contra el Banco de Pagos Internacionales. Al igual que Morgenthau y la mayor铆a de los estadounidenses, White era fuertemente antinazi. White, sin embargo, NO era pro-estadounidense.[3]

En octubre, 16, 1950, un memorando del FBI identific贸 a White como un esp铆a sovi茅tico cuyo nombre en clave era Jurista.

Tras el colapso de la Uni贸n Sovi茅tica en 1991, los documentos de inteligencia anteriormente secretos se hicieron p煤blicos y arrojaron nuevas luces sobre el asunto. White no era solo un esp铆a entre los esp铆as estadounidenses identificados por 50, sino que probablemente era el mejor esp铆a de la URSS en los EE. UU.

En 1999, el Hoover Digest escribi贸:

En su nuevo libro Venona: Decodificando el espionaje sovi茅tico en Estados Unidos, Harvey Klehr y John Haynes sostienen que de unos cincuenta estadounidenses conocidos por haber espiado por Stalin (muchos m谩s nunca han sido identificados), Harry Dexter White fue probablemente el agente m谩s importante.[4]

Si White hubiera vivido m谩s all谩 de 1946, probablemente habr铆a sido procesado por alta traici贸n contra Estados Unidos, cuya pena es la ejecuci贸n.

Tal es la fibra moral y las credenciales intelectuales de los creadores del FMI: uno era un economista ide贸logo ingl茅s con una inclinaci贸n marcadamente global, y el otro un funcionario corrupto y de alto rango del gobierno de los Estados Unidos que era un esp铆a sovi茅tico superior.

Tratar de averiguar d贸nde se encontraban realmente estos dos a los ojos de la 茅lite global central tiene m谩s giros que una historia de misterio de Sherlock Holmes. Se percibe m谩s f谩cilmente por el resultado final: la creaci贸n exitosa del FMI y el Banco Mundial, los cuales fueron respaldados de todo coraz贸n por personas como JP Morgan y Chase Bank, entre otros banqueros internacionales.

Posicionamiento: FMI vs. el Banco Mundial y el BPI

Hay una tr铆ada de poderes monetarios que rigen las operaciones monetarias mundiales: el FMI, el Banco Mundial y el Banco de Pagos Internacionales. Aunque trabajan juntos muy de cerca, es necesario ver qu茅 papel desempe帽a cada uno en el proceso de globalizaci贸n.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial interact煤an solo con los gobiernos, mientras que el BPI interact煤a solo con otros bancos centrales. El FMI presta dinero a los gobiernos nacionales y, a menudo, estos pa铆ses se encuentran en alg煤n tipo de crisis fiscal o monetaria. Adem谩s, el FMI recauda dinero al recibir contribuciones de "cuotas" de sus 184 pa铆ses miembros. Aunque los pa铆ses miembros pueden pedir dinero prestado para hacer sus contribuciones de cuotas, en realidad es dinero de los contribuyentes.[5]

El Banco Mundial tambi茅n presta dinero a los gobiernos y tiene pa铆ses miembros de 184. Dentro del Banco Mundial hay dos entidades separadas, el Banco Internacional de Reconstrucci贸n y Fomento (BIRF) y la Asociaci贸n Internacional de Fomento (AIF). El BIRF se centra en los pa铆ses pobres de renta media y solventes, mientras que la AIF se centra en las naciones m谩s pobres. El Banco Mundial es autosuficiente para operaciones internas, pide prestado dinero mediante pr茅stamos directos de los bancos y emisiones de bonos flotantes, y luego presta este dinero a trav茅s del BIRF y la AIF a pa铆ses con problemas.[6]

El BIS, como banco central de los dem谩s bancos centrales, facilita el movimiento de dinero. Son bien conocidos por emitir 鈥減r茅stamos puente鈥 a los bancos centrales en pa铆ses donde el dinero del FMI o del Banco Mundial est谩 comprometido pero a煤n no se ha entregado. Estos pr茅stamos puente son reembolsados 鈥嬧媝or los respectivos gobiernos cuando reciben los fondos prometidos por el FMI o el Banco Mundial.[7]

El FMI se ha hecho conocido como el "prestamista de 煤ltima instancia". Cuando un pa铆s comienza a desmoronarse debido a problemas con el d茅ficit comercial o la carga excesiva de la deuda, el FMI puede intervenir y rescatarlo. Si el pa铆s fuera un paciente en un hospital, el tratamiento incluir铆a una transfusi贸n y otras medidas de soporte vital para mantener vivo al paciente; la recuperaci贸n completa no est谩 realmente a la vista, ni ha sucedido nunca.

Hay que recordar que las operaciones de rescate no ser铆an necesarias si no fuera por los bancos centrales, los bancos internacionales, el FMI y el Banco Mundial, lo que lleva a estos pa铆ses a deudas que no pueden pagar en primer lugar.

El prop贸sito y la estructura del FMI

Seg煤n el folleto del FMI, A Global Institution: The IMF's Role at a Glance,

El FMI es la instituci贸n central del sistema monetario internacional, el sistema de pagos internacionales y tipos de cambio entre monedas nacionales que permite que se realicen negocios entre pa铆ses.

Su objetivo es prevenir crisis en el sistema alentando a los pa铆ses a adoptar pol铆ticas econ贸micas s贸lidas; tambi茅n es, como su nombre indica, un fondo que pueden aprovechar los miembros que necesitan financiamiento temporal para abordar problemas de balanza de pagos.

El FMI trabaja por la prosperidad mundial promoviendo

  • la expansi贸n equilibrada del comercio mundial,
  • estabilidad de los tipos de cambio,
  • evitar devaluaciones competitivas, y
  • correcci贸n ordenada de problemas de balanza de pagos

Los prop贸sitos estatutarios del FMI incluyen promover la expansi贸n equilibrada del comercio mundial, la estabilidad de los tipos de cambio, evitar devaluaciones monetarias competitivas y corregir ordenadamente los problemas de la balanza de pagos de un pa铆s.[8] [Nota: el 茅nfasis es suyo]

Aunque el FMI ha cambiado de manera significativa a lo largo de los a帽os, su literatura actual deja bastante claro que los prop贸sitos estatutarios del FMI hoy son los mismos que cuando se formularon en 1944:

yo. Promover la cooperaci贸n monetaria internacional a trav茅s de una instituci贸n permanente que proporcione el mecanismo de consulta y colaboraci贸n sobre los problemas monetarios internacionales.

ii. Facilitar la expansi贸n y el crecimiento equilibrado del comercio internacional, contribuyendo as铆 a la promoci贸n y mantenimiento de altos niveles de empleo e ingresos reales y al desarrollo de los recursos productivos de todos los miembros como objetivos primordiales de pol铆tica econ贸mica.

iii. Promover la estabilidad cambiaria, mantener arreglos cambiarios ordenados entre los miembros y evitar una depreciaci贸n cambiaria competitiva.

iv. Contribuir al establecimiento de un sistema multilateral de pagos con respecto a las transacciones corrientes entre los miembros y a la eliminaci贸n de las restricciones cambiarias que obstaculizan el crecimiento del comercio mundial.

v. Dar confianza a los afiliados poniendo a su disposici贸n temporalmente los recursos generales del Fondo bajo las debidas salvaguardias, brind谩ndoles as铆 la oportunidad de corregir desajustes en su balanza de pagos sin recurrir a medidas destructivas de la prosperidad nacional o internacional.

vi. De acuerdo con lo anterior, acortar la duraci贸n y disminuir el grado de desequilibrio en las balanzas de pagos internacionales de los afiliados. [8]

Por muy elevado que parezca, uno puede interpretar los significados haciendo coincidir sus acciones. Por ejemplo, "consulta y colaboraci贸n" a menudo significa "aplicaremos nuestras pol铆ticas en su pa铆s" y "salvaguardias adecuadas" significa "garant铆as y concesiones que exigimos a cambio de pedir prestado nuestro dinero".

El FMI ha sido comparado con una cooperativa de cr茅dito internacional, donde los miembros que contribuyen con reservas tienen la oportunidad de pedir prestado seg煤n sea necesario. El FMI tambi茅n puede recaudar fondos mediante pr茅stamos de los pa铆ses miembros o de los mercados privados. El FMI afirma que todav铆a no ha recaudado fondos de los mercados privados.

Este informe examinar谩 cuatro aspectos de las operaciones del FMI: funciones monetarias y monetarias, riesgo moral, operaciones de rescate durante crisis monetarias y condicionalidades.


Moneda, Roles Monetarios y Oro

Dos a帽os antes del colapso del sistema de Bretton Woods, el FMI cre贸 un mecanismo de reserva llamado el derecho especial de giro, o SDR.

El DEG no es una moneda, ni es una responsabilidad del FMI, sino que es principalmente un reclamo potencial sobre monedas de libre uso. Las monedas de libre uso, seg煤n lo determine el FMI, son el d贸lar estadounidense, el euro, el yen japon茅s y la libra esterlina.[9]

Dado que el valor de las monedas de los componentes cambia uno con respecto al otro, el valor del SDR cambia con respecto a cada componente. A partir de diciembre 29, 2005, un SDR estaba valorado en $ 1.4291. La tasa de inter茅s de DEG se fij贸 en 3.03 por ciento.

No deber铆a haber ning煤n error en la mente de los lectores de que el FMI se ve a s铆 mismo correctamente como el "controlador de moneda" para todos los pa铆ses que se han subido al expreso de la globalizaci贸n. Seg煤n una publicaci贸n oficial,

Por lo tanto, el FMI est谩 preocupado no solo por los problemas de cada pa铆s sino tambi茅n por el funcionamiento del sistema monetario internacional en su conjunto. Sus actividades tienen como objetivo promover pol铆ticas y estrategias a trav茅s de las cuales sus miembros puedan trabajar juntos para garantizar un sistema financiero mundial estable y un crecimiento econ贸mico sostenible. El FMI proporciona un foro para la cooperaci贸n monetaria internacional y, por lo tanto, para una evoluci贸n ordenada del sistema, y 鈥嬧媠omete una amplia 谩rea de asuntos monetarios internacionales a los convenios de derecho, persuasi贸n moral y entendimientos.[10]

El FMI trabaja en estrecha colaboraci贸n con el Banco de Pagos Internacionales para promover mercados monetarios, tipos de cambio, pol铆tica monetaria, etc. fluidos, etc. Es m谩s probable que el BPI, como banco central para bancos centrales, le diga al FMI qu茅 hacer en lugar de viceversa. Esta noci贸n se ve reforzada por el hecho de que en marzo 10, 2003, el BPI adopt贸 el SDR como su activo de reserva oficial, abandonando por completo el franco suizo de oro 1930.

Esta acci贸n elimin贸 toda restricci贸n de la creaci贸n de papel moneda en el mundo. En otras palabras, el oro no respalda la moneda nacional, dejando a los bancos centrales un campo abierto para crear dinero como ellos solo lo consideren conveniente. Recuerde que casi todos los bancos centrales del mundo son entidades privadas o de propiedad conjunta, con una franquicia exclusiva para organizar pr茅stamos para sus respectivos pa铆ses anfitriones.

Esto no quiere decir que el oro no tenga un papel actual o futuro en el dinero internacional. Bajo Bretton Woods, el oro era el activo de reserva central, y los suscriptores originales contribuyeron con grandes cantidades de lingotes de oro. El oro fue abandonado por completo en 1971, pero el FMI contin煤a siendo propietario y mantiene el oro en el presente: 103.4 millones de onzas (3,217 toneladas m茅tricas) con un valor de mercado actual de aproximadamente $ 45 mil millones. 隆Esta no es una peque帽a cantidad de oro!

El Tesoro de los Estados Unidos afirma tener 261.5 millones de onzas de oro, pero nunca ha habido una auditor铆a f铆sica oficial de Fort Knox y otros repositorios para respaldar este reclamo. En comparaci贸n, Gran Breta帽a afirma poseer 228 millones de onzas de oro.

El BPI, el FMI y los principales bancos centrales (especialmente el Banco de la Reserva Federal de Nueva York y el Banco de Inglaterra) han vendido de forma colectiva y met贸dica partes de sus existencias de oro mientras afirman que "el oro est谩 muerto". Esta manipulaci贸n ha tendido a suprimir el precio del oro desde principios de la d茅cada de 1970. El libro de Antony Sutton de 1979, La guerra contra el oro, tratado definitivamente sobre este asunto. M谩s recientemente, el grupo Comit茅 de Acci贸n Antimonopolio de Oro (GATA) se fund贸 en 1999 con esencialmente el mismo argumento: el oro ha sido manipulado injustamente.

Baste decir que si tantas organizaciones han conspirado para mantener el 鈥渙ro como dinero鈥 fuera de la mente del p煤blico, entonces el oro no est谩 muerto sino temporalmente en el estante. Cuando el c谩rtel global haya agotado las monedas fiduciarias, es probable que las mismas personas que nos dijeron que era un tema muerto para siempre traer铆an el oro.

Riesgo moral

Este es un t茅rmino t茅cnico legal con un significado preciso, pero de f谩cil comprensi贸n. Riesgo moral es el t茅rmino que se le da al aumento del riesgo de comportamiento inmoral que tiene como resultado un resultado negativo (el "peligro"), porque las personas que aumentaron el riesgo potencial en primer lugar o no sufren consecuencias o se benefician de ellas.

Si bien el FMI est谩 plagado de casos espec铆ficos de riesgo moral, su propia existencia es un riesgo moral.

El eminente economista Hans F. Sennholz (Grove City College) resume las operaciones del FMI de esta manera:

El FMI alienta a los banqueros e inversores a asumir riesgos imprudentes al proporcionar fondos de los contribuyentes para rescatarlos. Alienta a los gobiernos corruptos a participar en pol铆ticas de auge y ca铆da al rescatarlos siempre que se queden sin reservas en d贸lares. [11]

La mezcla de dinero es la siguiente: el Banco Mundial y el BPI desarrollan mercados de cr茅dito al atraer a los gobiernos a pedir dinero prestado. Se anima a ellos (y a los bancos privados junto a ellos) a hacer pr茅stamos riesgosos porque saben que el FMI est谩 dispuesto a rescatar a los pa铆ses con pr茅stamos en mora: el riesgo moral. A medida que aumenta el inter茅s por la usura y finalmente amenaza toda la estabilidad financiera del pa铆s afectado, el FMI interviene con una operaci贸n de "rescate". Los pr茅stamos en mora se reemplazan o reestructuran con pr茅stamos del FMI (proporcionados por los contribuyentes). Se presta dinero adicional para reembolsar los intereses y permitir una mayor expansi贸n de la econom铆a. Al final, el pa铆s desesperado est谩 a煤n m谩s endeudado y ahora enfrenta todo tipo de restricciones y condiciones adicionales. Adem谩s, bajo la falsa 茅gida de la 鈥渞educci贸n de la pobreza鈥, los ciudadanos invariablemente quedan peor que al principio.

Condicionalidades

Este tambi茅n es un t茅rmino t茅cnico que tiene un significado espec铆fico: una condicionalidad es una condici贸n asociada a un pr茅stamo o un alivio de la deuda otorgado por el FMI o el Banco Mundial. Las condiciones suelen ser de naturaleza no financiera, como exigir a un pa铆s que privatice o desregule los servicios p煤blicos clave.

Las condicionalidades son m谩s significativas dentro de los llamados Programas de Ajuste Estructural (SAP) creados por el FMI. Se requiere que las naciones implementen o prometan implementar las condicionalidades adjuntas antes de la aprobaci贸n del pr茅stamo.

Las consecuencias de las condicionalidades son notables. El think tank globalista Pol铆tica exterior en foco public贸 Rescates del FMI y flujos financieros mundiales por el Dr. David Felix en 1998. La introducci贸n del informe destaca estos puntos clave:

  1. El FMI se ha transformado en un instrumento para abrir mercados del tercer mundo al capital extranjero y para cobrar deudas externas. 
  2. Esta transformaci贸n viola los estatutos del FMI en esp铆ritu y sustancia, y ha aumentado los costos para los pa铆ses que solicitan ayuda financiera del FMI. 
  3. La crisis operativa del FMI se debe a la creciente resistencia de los deudores a sus demandas de pol铆ticas, al aumento de los costos fiscales y a la acumulaci贸n de evidencia del fracaso de las pol铆ticas del FMI. [12]

El p煤blico en general no ha visto tales "cr铆ticas internas" al FMI. Si un forastero hiciera la misma cr铆tica, ser铆a condenado al ostracismo por ser parte de la franja radical.

Por lo tanto, las condicionalidades son instrumentos para forzar mercados abiertos en pa铆ses del tercer mundo y para cobrar deudas impagas de organizaciones p煤blicas y privadas. El resultado acumulativo de las condicionalidades es el aumento de la resistencia a tales demandas, limitando con el odio en muchos pa铆ses. Los pa铆ses que menos pueden permit铆rselo est谩n cargados con altos costos, deuda adicional y soberan铆a nacional reducida.

Quiz谩s el informe m谩s autorizado sobre este tema fue producido en 2002 por Axel Dreher del Instituto de Econom铆a Internacional de Hamburgo titulado El desarrollo y la implementaci贸n de las condiciones del FMI y el Banco Mundial.

Dreher se帽ala que no se consideraron las condicionalidades en la fundaci贸n del FMI, sino que se agregaron gradualmente en n煤meros crecientes a medida que pasaron los a帽os y principalmente por los intereses bancarios de los EE. UU.[13] Las condicionalidades son arbitrarias, no reguladas e impuestas en diferentes grados a diferentes pa铆ses seg煤n los caprichos de los negociadores. Los pa铆ses receptores tienen poco o ning煤n poder de negociaci贸n.

August Review ha observado varias veces que 1973, con la creaci贸n de la Comisi贸n Trilateral, fue un a帽o crucial en la estampida hacia la globalizaci贸n. No sorprende entonces que las condicionalidades se convirtieran en una pr谩ctica comercial est谩ndar en 1974 con la introducci贸n del Fondo Extendido (EFF).[14] EFF cre贸 l铆neas de cr茅dito, o "tramos de cr茅dito", que podr铆an ser utilizados seg煤n las necesidades de un pa铆s con problemas, creando as铆 tambi茅n riesgos morales adicionales.

Dreher tambi茅n se帽ala la estrecha coordinaci贸n con el Banco Mundial:

Las reformas de los programas del FMI han sido dise帽adas principalmente por economistas del Banco Mundial. La condicionalidad del fondo sol铆a apoyar las medidas contenidas en las operaciones de reforma de empresas p煤blicas respaldadas por el Banco. El Banco tambi茅n desarroll贸 la selecci贸n de empresas p煤blicas a reformar, as铆 como las modalidades y el calendario.[15]

Entonces, vemos que el FMI no act煤a solo en la aplicaci贸n de las condicionalidades y, en algunos casos, es impulsado por el Banco Mundial.

La meticulosa investigaci贸n de Dreher descubri贸 otra estad铆stica interesante: la condici贸n m谩s frecuente incluida es la privatizaci贸n bancaria, incluida en el 35 por ciento de los programas analizados.[16] Los banqueros internacionales siempre han despreciado las operaciones bancarias dirigidas por gobiernos en lugar de ser propiedad privada o corporativa. Por lo tanto, han utilizado el FMI y el Banco Mundial para forzar la privatizaci贸n de lo que queda en manos del gobierno en el tercer mundo.

Si todo esto no fue lo suficientemente perturbador, Dreher nos informa que existen conexiones directas entre las condiciones impuestas y varios bancos privados que trabajan en concierto con el FMI y el Banco Mundial:

Dado que los acreedores privados estaban dispuestos a prestar m谩s solo si los programas del FMI estaban en vigor, el apalancamiento del Fondo se increment贸 ... dado que para la resoluci贸n de crisis a veces se necesita m谩s dinero del que pueden proporcionar las IFI, el FMI y el Banco Mundial dependen de estos acreedores privados que deber铆an por lo tanto, poder presionar por las condiciones que sean de su inter茅s.[17]

Con el FMI, el Banco Mundial y otros bancos internacionales obligando a los gobiernos a administrar sus pa铆ses de maneras que no eligen, y con Estados Unidos visto como el principal impulsor de estas organizaciones, no es de extra帽ar que el tercer mundo despierte un odio tan intenso. para Estados Unidos y para la globalizaci贸n interesada que exporta siempre que sea posible. El proceso de globalizaci贸n suele ser antidemocr谩tico y completamente ineficaz para lograr su elevado objetivo declarado de reducir la pobreza.

Deber铆a ser claramente evidente a estas alturas que el "abrelatas" para que se produzca la globalizaci贸n es el poder del dinero. El dinero prestado esclaviza al prestatario y lo pone a merced del prestamista. Cuando el presidente Bill Clinton finalmente reconoci贸 el error que cometi贸 durante su romance con Monica Lewinski, dijo que fue por la peor de las razones: "Porque pod铆a". 驴Por qu茅 estas organizaciones financieras globales se aprovechan tanto de aquellos a quienes ponen sistem谩ticamente en peligro? 隆Porque ellos pueden!

Rescate del FMI de Asia

La crisis monetaria asi谩tica lleg贸 a un punto cr铆tico en 1998, y el FMI estaba en el lugar para un rescate masivo. Los cr铆ticos vocales del FMI en ese momento inclu铆an a George P. Schultz (miembro de la Comisi贸n Trilateral), William E. Simon (Secretario del Tesoro bajo Nixon y Ford) y Walter B. Wriston (ex presidente de Citigroup / Citibank y miembro de Consejo de Relaciones Exteriores). 驴Escribieron conjuntamente Abolir al FMI? para la Instituci贸n Hoover, donde Shultz tambi茅n es un compa帽ero distinguido. El art铆culo dice:

El rescate asi谩tico de 118 millones de d贸lares, que puede ascender a 160 millones de d贸lares, es con mucho el mayor que haya realizado el FMI. Un lejano segundo lugar fue el rescate mexicano de 1995, que involucr贸 alrededor de $ 30 mil millones en pr茅stamos, principalmente del FMI y el Tesoro de Estados Unidos. Los defensores del FMI suelen promocionar el rescate mexicano como un 茅xito porque el gobierno mexicano pag贸 los pr茅stamos a tiempo. Pero el pueblo mexicano sufri贸 una ca铆da masiva en su nivel de vida como resultado de esa crisis. Como es t铆pico cuando interviene el FMI, los gobiernos y los prestamistas fueron rescatados pero no la gente.[18] [脡nfasis a帽adido]

Su ataque mordaz contin煤a a lo largo del art铆culo, y concluye con

El FMI es ineficaz, innecesario y obsoleto. No necesitamos otro FMI, como recomienda el Sr. (George) Soros. Una vez que termine la crisis asi谩tica, deber铆amos abolir la que tenemos.[18]

Es interesante que estos miembros centrales de la 茅lite mundial est茅n arrojando piedras a su propia instituci贸n. Lo que es indignante es que est谩n dejando de lado por completo su propia culpabilidad personal por haberla utilizado para impulsar la globalizaci贸n con todos sus efectos secundarios negativos. El hecho de que describan de manera sucinta el da帽o causado por el FMI claramente dispensa su t铆pica afirmaci贸n de "ignorancia". 驴Est谩n preparando el escenario para disolver el FMI en favor de otra autoridad monetaria m谩s poderosa? El tiempo dir谩.

Argentina: un estudio de caso de privatizaci贸n

En 2001, el FMI entreg贸 un paquete de rescate a Argentina, valorado en $ 8 mil millones. Los principales beneficiarios fueron los megabancos europeos, que pose铆an alrededor del 75 por ciento de la deuda externa del pa铆s. El r铆o del dinero fluy贸 as铆: el FMI da $ 8 mil millones (alrededor de $ 1.6 mil millones de los cuales fueron impuestos recaudados de los estadounidenses trabajadores) a Argentina; Argentina compra letras del Tesoro de Estados Unidos (Estados Unidos recupera los d贸lares despu茅s de ser 鈥渕onetizados鈥); Argentina entrega letras del Tesoro a los bancos acreedores que gentilmente acuerdan retirar sus bonos argentinos sin valor.

Menos de una d茅cada antes, el FMI y el Banco Mundial respaldaron a Argentina en el proyecto de privatizaci贸n del agua m谩s grande del mundo. En 1993, Aquas Argentinas se form贸 entre la autoridad de aguas de Argentina y un consorcio que inclu铆a al grupo Suez de Francia (la compa帽铆a privada de agua m谩s grande del mundo) y Aquas de Barcelona de Espa帽a. La nueva empresa cubr铆a una regi贸n poblada por m谩s de 10 millones de habitantes.

Ahora, despu茅s de a帽os 10 de tarifas de agua m谩s altas, disminuci贸n de la calidad del tratamiento de agua y alcantarillado, y descuido de mejoras de infraestructura, el consorcio est谩 rompiendo su contrato de 30 y retir谩ndose. La amargura entre Aqua y los funcionarios del gobierno es profunda debido a las promesas incumplidas y la reacci贸n pol铆tica.

Las secuelas de Aqua Argentina se registran en la edici贸n en l铆nea 21, 2005 de noviembre de The Guardian:

M谩s de 1 millones de residentes en la provincia rural argentina de Santa Fe se enfrentan a una ansiosa espera para descubrir si sus grifos seguir谩n fluyendo o sus inodoros en las pr贸ximas semanas.

Desde 1995, la provincia ha tenido sus servicios de suministro de agua y alcantarillado prestados por un consorcio liderado por la multinacional francesa Suez; ahora la empresa gigante quiere salir y planea irse dentro de un mes.

La decisi贸n, que sigue al colapso de alto perfil de otros esquemas de privatizaci贸n del agua en pa铆ses como Tanzania, Puerto Rico, Filipinas y Bolivia, ha planteado nuevamente preguntas sobre la viabilidad de privatizar los servicios p煤blicos en el mundo en desarrollo.

Suez tambi茅n est谩 preparando una salida anticipada de su antigua concesi贸n lucrativa en la capital argentina, Buenos Aires. El acuerdo, alcanzado en 1993, marc贸 el mayor proyecto de privatizaci贸n del agua en el mundo.

En ambos casos, la el茅ctrica francesa est谩 rescindiendo su contrato de 30 a帽os en un tercio del plazo. Suez no puede lograr que las concesiones generen ganancias, al menos no bajo los t茅rminos de sus acuerdos actuales.

El gigante de servicios p煤blicos franc茅s tom贸 ambos acuerdos de servicio a mediados de 1990 cuando Argentina estaba experimentando una reforma masiva de su sector p煤blico, en gran medida a instancias del Banco Mundial y otras agencias de pr茅stamos.[19]

Aqua Argentina orde帽贸 el mercado todo el tiempo que pudo y luego simplemente se retir贸. 驴Y por qu茅 no? 隆Las ganancias se agotaron y no es su pa铆s!

Las estad铆sticas mundiales muestran que unos 460 millones de personas en todo el mundo deben depender de corporaciones privadas de agua como Aqua Argentina, en comparaci贸n con solo 51 millones en 1990. El FMI (y el Banco Mundial) apalanc贸 a los 400 millones de personas adicionales en contratos privatizados con megaempresas de agua. de Europa y los EE. UU. Ahora que la crema se ha desnatado de la parte superior de la leche, estas mismas empresas se est谩n excusando de la fiesta, dejando un esc谩ndalo, clientes enojados y gobiernos incapaces todav铆a cargados con los miles de millones de d贸lares de deuda contra铆da (en su insistencia) para iniciar la privatizaci贸n en primer lugar.

[Nota: en febrero 2003, CBC News en Canad谩 produjo un informe en profundidad Agua para obtener ganancias: c贸mo las multinacionales toman el control de un recurso p煤blico que inclu铆a funciones y segmentos que se entregaron durante cinco d铆as de transmisi贸n][20]

Conclusi贸n

Este informe no pretende ser un an谩lisis exhaustivo del FMI. Hay muchas facetas, ejemplos y estudios de caso que podr铆an explorarse. De hecho, se han escrito muchos libros de an谩lisis cr铆tico sobre el FMI. El objetivo de este informe fue mostrar en general c贸mo el FMI encaja en la globalizaci贸n como miembro cr铆tico en la tr铆ada de poderes monetarios globales: el FMI, el BPI y el Banco Mundial.

A pesar de que incluso el establecimiento pide la disoluci贸n del FMI, contin煤a funcionando sin obst谩culos y pr谩cticamente sin rendici贸n de cuentas. Esto recuerda al BIS que contin煤a operando incluso despu茅s de que su disoluci贸n fuera un mandato oficial despu茅s de la Segunda Guerra Mundial.

A los efectos de este informe, es suficiente concluir que ...

  • De los dos fundadores del FMI, uno era un traidor directo a los Estados Unidos y el otro era un ciudadano brit谩nico totalmente dedicado al globalismo.
  • El FMI, en coordinaci贸n con el BPI, controla estrictamente las monedas y los tipos de cambio en la econom铆a global.
  • El FMI es un canal para que el dinero de los contribuyentes se use para rescatar a los bancos privados que otorgaron pr茅stamos cuestionables a pa铆ses que ya ten铆an demasiada deuda.
    El FMI utiliza condiciones es una palanca para forzar la privatizaci贸n de las industrias clave y b谩sicas, como la banca, el agua, el alcantarillado y los servicios p煤blicos.
  • las condiciones a menudo se estructuran con la ayuda de los bancos privados que prestan junto con el FMI
  • Las pol铆ticas de privatizaci贸n logran exactamente lo contrario de lo prometido
  • la 茅lite mundial no ignora ni se arrepiente de la angustia que el FMI ha causado a tantas naciones del tercer mundo
  • cuando el p煤blico se pone demasiado caliente, la 茅lite mundial simplemente se une a los cr铆ticos (evitando as铆 toda culpa) mientras crea silenciosamente nuevas iniciativas que les permitan seguir adelante con sus negocios, es decir, 隆sus negocios!

1, Stiglitz, Globalization and its Discontents (Norton, 2002), p.12
2, ib铆d, p谩g. 3
3, Ladd, Memor谩ndum de la Oficina del FBI, Octubre 16, 1950
4, Beichman, Guilty as Charged, Hoover Digest 1999 No. 2
5, sitio web del FMI, http://www.imf.org
6, sitio web del Banco Mundial. http://www.WorldBank.org
7, Baker, Banco de Pagos Internacionales: Evoluci贸n y Evaluaci贸n, (Quorum, 2002), p谩g. 141-142
8, FMI, 驴Qu茅 es el Fondo Monetario Internacional??, 2004
9, FMI, Resumen del FMI como instituci贸n financiera, P.11
10, ib铆d, p谩g. 3
11, Sennholz, Los rescates del FMI empeoran las cosas
12, F茅lix, Rescates del FMI y flujos financieros globalesVol. 3, No. 3, abril 1998
13, Dreher, The Development and Implementation of FMI and World Bank Conditionality, Instituto de Econom铆a Internacional de Hamburgo 
14, ib铆d, p谩g. 9
15, ib铆d, p谩g. 17
16, ib铆d, p谩g. 18
17,
 ibid, p. 21
18, Shultz, et. al, Who Needs the FMI ?, Investigaci贸n de pol铆ticas p煤blicas de la instituci贸n Hoover sobre el FMI
19, El efecto de goteo, The Guardian, noviembre 21, 2005
20, CBC News, Agua para obtener ganancias: c贸mo las multinacionales toman el control de un recurso p煤blico

Sobre el autor

Patrick Wood
Patrick Wood es un experto l铆der y cr铆tico en Desarrollo Sostenible, Econom铆a Verde, Agenda 21, Agenda 2030 y Tecnocracia hist贸rica. Es autor de Technocracy Rising: The Trojan Horse of Global Transformation (2015) y coautor de Trilaterals Over Washington, Volumes I and II (1978-1980) con el fallecido Antony C. Sutton.
Suscr铆bete
Notificar de
invitado
0 Comentarios
Comentarios en l铆nea
Ver todos los comentarios