5 preguntas candentes sobre la nueva vacuna Covid

REUTERS / Dado Ruvic / Ilustración / Foto de archivo
¡Por favor comparta esta historia!
Para proteger sus derechos de propiedad intelectual, los tecnócratas de las grandes farmacéuticas han ocultado sus vacunas modificadas genéticamente en secreto. Aparte de la publicidad exagerada, se sabe poco sobre la vacuna que se va a administrar a cientos de millones de personas. ⁃ Editor TN

El gobierno del Reino Unido ha anunciado hoy su aprobación de la primera vacuna Covid19 para uso general. Está programado que 800,000 dosis se lancen para uso general al final de la semana y ya ha firmado un contrato por 40 millones de dosis más (junto con más de 300 millones dosis de vacunas aún no lanzadas de otras empresas).

Con la fase más nueva del lanzamiento de Covid19 lista para comenzar, es hora de que abordemos las cinco preguntas más importantes sobre esta vacuna, su efectividad, su seguridad y si nos veremos obligados o no a usarla.

1. ¿FUNCIONA?

Claramente, la compañía afirma que sí, y el gobierno del Reino Unido parece creerles. El guardián, en su cobertura de la vacuna, afirman que tiene una calificación de eficacia del 95%, pero no proporciona una fuente para este ni ningún otro tipo de datos.

Afortunadamente, mejores periodistas e investigadores están escribiendo para el British Medical Journal, incluido este pieza de Peter Doshi solo la semana pasada

Para explicar de dónde proviene realmente esta afirmación de "95% de efectividad":

El ensayo de la vacuna Pfizer incluyó a casi 44,000 personas. La mitad recibió su vacuna, la mitad recibió un placebo. En total, de las 44,000 personas, se registró más tarde que 170 se "infectaron con Covid19". 162 de ellos estaban en el grupo de placebo, 8 de ellos en el grupo de vacuna.

Por tanto, a la vacuna se le atribuye prevenir 154 casos de Covid19… O 95%.

No es necesario ser un investigador médico o un virólogo para ver cuán potencialmente defectuoso es este razonamiento. El ensayo completo de 44,000 personas se considera un éxito según el resultado potencialmente multivariante de menos del 4% de los involucrados.

Los detalles de la prueba son difíciles de conseguir, por lo que aún tenemos que averiguar cómo se diagnosticó “Covid170” a estas 19 personas. ¿Fue un diagnóstico clínico basado en síntomas? ¿O prueba de PCR? Cualquiera de los métodos plantearía serias dudas sobre la precisión.

En resumen, la respuesta a "¿Funciona?" is "No tenemos idea".

2. ¿ES SEGURO?

Potencialmente más importante que la cuestión de la eficacia es la cuestión de la seguridad. Nadie, ni siquiera los defensores más fervientes de las vacunas, niega que este proceso de vacunación se haya apresurado; las vacunas suelen tomar años y años para producir, mientras que este se ha lanzado al mercado en menos de nueve meses. Algunos de ellos tienen omitió etapas importantes en las pruebas por completo.

Incluso suponiendo que los ensayos a corto plazo no hayan mostrado ningún efecto secundario, simplemente no ha habido tiempo para realizar estudios de resultados a largo plazo. El potencial de complicaciones, meses o años después, ciertamente existe.

Además, la vacuna se basa en una nueva tecnología: una vacuna de ARNm, que inyecta material genético viral para generar una respuesta inmune. La tecnología ha estado en desarrollo durante años, pero esta sería la primera vacuna de ARNm que se pondría en uso.

Entonces, nuevamente, la respuesta corta a "¿es seguro?" is "No sabemos".

Sin embargo, los empujadores y fabricantes de vacunas tienen claras dudas sobre su seguridad, ya que se han esforzado en garantizar que tienen total indemnización legal desde procesamiento o juicios civiles si algo sale mal. Eso no es un refuerzo de confianza.

Pregúntese: si Ford o BMW estaban lanzando un nuevo tipo de automóvil basado en "tecnología de vanguardia", pero antes de comprar uno, debe firmar una exención que diga que no puede demandar a los fabricantes de automóviles en caso de que explote en un incendio. bola de la muerte ... ¿conducirías ese coche?

3. ¿QUÉ HAY EN ÉL?

Esto es muy simple. No sabemos ellos no dirán. Al menos no en los términos más vagos.

Lea la historia completa aquí ...

Sobre el autor

Patrick Wood
Patrick Wood es un experto líder y crítico en Desarrollo Sostenible, Economía Verde, Agenda 21, Agenda 2030 y Tecnocracia histórica. Es autor de Technocracy Rising: The Trojan Horse of Global Transformation (2015) y coautor de Trilaterals Over Washington, Volumes I and II (1978-1980) con el fallecido Antony C. Sutton.
Suscríbete
Notificar de
invitado
5 Comentarios
Más antiguo
Más Nuevos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
D. Smith

Lo que tenemos aquí es la gripe común, nada más. No tomaría más un vaxxzine por esto que volar a la luna.

María J. Nelson

¡¡¡¡Vacunas!!!!
BAH, Humbug.

Brendan

¡¡¡Megalomanía!!! vamos a despoblar el mundo …… ..

Sí, sí, Roundeye

¡Todo este asunto de la pandemia es psicóticamente satánico!

estadístico

“Rechte” an den Ingredienzien brauchen nicht geheim gehalten zu werden. Man kann den Mix patentieren lassen. Das ist üblich. Üblich ist auch, dass ein Virus, nachdem es in seine Eiweißstoffe zerlegt worden ist, patentiert wird. Das Patent ist damit die Voraussetzung, einen Test zu entwickelt, der auf die isolierten Eiweiße anschlägt. Und natürlich ist das Patent die Voraussetzung, einen Impfsoff zu entwickeltn. Für SARS-CoV ist in den USA 2007 ein Patent angemeldet worden. Für SARS-CoV / 2 gibt es keines! Wer es doch findet, soll es bitte veröfentlichen!